Milei se sube a la guerra de encuestas, que le dan la espalda

El mandatario compartió en sus redes un relevamiento de la consultora Aresco de Julio Aurelio, respecto a la percepción positiva sobre la economía. Sin embargo, otras tres encuestas revelan que hay un profundo escepticismo y que tres de cada diez consultados consume menos a raíz del ajuste. La cita menemista a la que acudió el presidente.

El presidente lo hizo de nuevo. Como cada noche, en las que el mandatario se dedica a navegar por la red social «X» (ex Twitter), la de ayer no fue la excepción. En un breve tweet, Milei habló de la mejora en las expectativas económicas, respaldó su afirmación con datos, y apeló a una vieja consigna menemista.

«LA ESTÁN EMPEZANDO A VER Los argentinos la están empezando a ver con claridad… Sabemos muy bien que estamos mal, pero cada día son más los que están viendo la salida de cara al futuro… las expectativas vienen mejorando full…!!! VLLC…!!!», twiteó el presidente, y acompañó la publicación con un gráfico publicado por la consultora Aresco de Julio Aurelio, en la que se observa una mejora en las expectativas económicas.

El relevamiento indica que en octubre de 2023 el 30% de los consultados tenía expectativas desfavorables respecto a la situación económica, y que en enero de este año esa proporción se eleva hasta el 42,3%. Según Aresco, los que tenían expectativas desfavorables en octubre eran el 53,8%, y esa proporción se redujo al 51,6% en enero.

Expectativas. El gráfico de Aresco que compartió Milei en sus redes.

El tweet nocturno del presidente, guarda además un detalle pintoresco que revela inconscientemente su devoción por la década menemista. A principio del año 1990, en los primeros meses de su gobierno y mientras la hiperinflación hacía estragos producto del programa de estabilización implementado por el ministro de economía Néstor Rapanelli, el presidente Carlos Saúl Menem profirió una de sus más célebres fráses: «estamos mal pero vamos bien».

El presidente Milei hizo una paráfrasis de aquella cita, y en su intención de mostrarse exultante por el apoyo que revela la encuesta de Aresco, expresó «Sabemos muy bien que estamos mal, pero cada día son más los que están viendo la salida de cara al futuro…».

Lo llamativo es que los propios datos citados por el presidente, le dan la espalda en cuanto a las expectativas. Pese al voluntarismo del mandatario por mostrar un sendero positivo, sigue siendo mayoritaria la porción de la población que se muestra escéptica e incluso pesimista respecto a la dinámica de la economía nacional.

El estudio de Aresco, desagrega el dato respecto a las expectativas sobre la situación económica, y revela que el 16,5% de los encuestados espera que la situación económica esté «mucho mejor» en los próximos seis meses, mientras que el 25,8% solo espera que la situación esté «mejor». A la vez, el 16,3% anticipa que la situación estará «peor», y un 35,3% cree que la situación será «mucho peor» este semestre.


Otras tres encuestas revelan pesimismo


El optimismo que el presidente Milei busca imprimirle a su visión de la economía para los próximos meses, no parece condecir con la percepción de las mayorías que se refleja en diversos estudios de opinión. En efecto, otras tres encuestas además de la citada por el presidente, evidencian un marcado pesimismo.

La encuesta publicada por Zuban & Córdoba hace apenas una semana indaga con la siguiente pregunta: ¿Que tanta confianza tiene en que Milei va a mejorar la economía? Un 37,4% de los encuestados dijo tener «mucha confianza», mientras que un 7,5% solo tiene «confianza». En tanto un 3,6% dijo tener «desconfianza», mientras que un 50,9% dijo tener «mucha desconfianza».

El estudio consulta además acerca del nivel de acuerdo con la frase «el ajuste de Milei lo está pagando la casta». Un 45,6% dijo estar «muy en desacuerdo» y un 16,8% en «desacuerdo». En tanto respecto a la frase «el ajuste lo está pagando la gente», un 57,6% dijo estar «muy de acuerdo» y un 22,3% «de acuerdo».

Un segundo relevamiento es el publicado esta semana por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), del consultor Roberto Bacman. Respecto a una consulta similar a la de Zuban & Córdoba, el estudio de CEOP revela que el 75,9% de los consultados afirma que «el ajuste lo paga la gente», y solo el 6,7% sigue creyendo que «el ajuste lo paga la casta».

El informe de CEOP también indaga sobre las expectativas de que la economía mejore a partir de abril. La elección de abril como punto de inflexión obedece al pronóstico realizado por el ministro de economía Luis Caputo, respecto al momento en que la economía comenzará a mostrar síntomas positivos. El 50,2% dijo tener expectativas «negativas» al respecto, y solo el 39,4% manifestó expectativas «positivas».

La última encuesta es la publicada esta semana por la Consultora de Imagen y Gestión Política (CIGP). Los datos revelan que la inflación (36,75%), la pobreza (16,67%) y la caída de la actividad económica (15,25%), siguen siendo las principales preocupaciones de los argentinos. No obstante, el estudio va un poco más allá e indaga acerca de las consecuencias directas del ajuste sobre el bolsillo de las familias argentinas.

La consulta directa es si durante el mes de febrero, los encuestados modificaron sus hábitos de consumo a raíz de la suba en el precio de los productos y servicios. Los resultados son sorprendentes. Uno de cada tres consultados manifestó que «compra menos en el supermercado. El 18,1% dice que redujo sus compras de ropa y calzado. El 13,82% manifiesta haber recortado sus salidas recreativas, y el 11,56% dio de baja plataformas como HBO o Netflix.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios