EE.UU, beneficios para el consumidor



Los precios del petróleo en baja pueden desacelerar la revolución del shale, pero estas son igualmente buenas noticias para la economía estadounidense, ya que el dinero que se ahorra al momento de llenar el tanque abulta las billeteras de cientos de millones de consumidores. La caída de los precios de petróleo hasta ahora aportará al público estadounidense alrededor de u$s 75.000 millones para gastar en otros bienes; esto representa aproximadamente 0,7% de consumo total de Estados Unidos. Los analistas estiman que se contraerá la inversión en petróleo, pero Goldman Sachs proyecta la disminución en no más de un 0,1% del PBI. Los valores más bajos hicieron que los economistas confiasen más en el panorama para 2015, considerando la mejor proyección del HSBC para el crecimiento en 2015 de 2,6% a 2.8%. El crudo más barato incidirá en el nivel de inflación, que ya es bajo, pero la Reserva Federal está tratando ese efecto como un caso único y especial.

Financial Times


Comentarios


EE.UU, beneficios para el consumidor