EE. UU., “profundamente preocupado”




WASHINGTON.- Estados Unidos se declaró ayer “profundamente preocupado” por la violencia denunciada el martes en el Parlamento venezolano y llamó a las partes a evitar acciones que lleven a nuevas tensiones. El gobierno estadounidense está “profundamente preocupado” por las denuncias de diputados venezolanos opositores que afirman que fueron golpeados en la plenaria de la Asamblea Nacional de Venezuela durante una sesión en la que la directiva insistió en reclamar el reconocimiento de Nicolás Maduro como presidente. “La violencia no tiene lugar alguno en un sistema democrático representantivo y es especialmente inapropiada dentro de la Asamblea Nacional”, dijo ayer el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, que envió la “solidaridad” del gobierno estadounidense con los heridos e instó “a todas las partes” a evitar “acciones y actitudes que contribuyen a los enfrentamientos físicos”. Ventrel además indicó que pese a que sigue considerando “oportuno” un recuento de los votos, mantiene una “relación bilateral” con el gobierno de Maduro. “Seguimos manteniendo nuestra relación bilateral con este gobierno, que está dirigido por Maduro (...) trabajamos con Maduro y con su gobierno como el gobierno que está dirigiendo los intereses de Venezuela”, declaró Ventrell. A la par, volvió a calificar un recuento de votos “rápido y transparente” como la estrategia más “prudente y esencial” para lograr “ayudar a construir la confianza entre los venezolanos”. “Nosotros no nos dedicamos a reconocer gobiernos. Tenemos una relación bilateral con un país y esa relación bilateral continúa, pero hemos dicho que generaría más confianza entre los venezolanos si se realizara un recuento total y una investigación de las irregularidades”, insistió. (AFP)


Comentarios


EE. UU., “profundamente preocupado”