Alerta: Manifestantes levantaron el corte de ruta

Ejecutivo modificará el proyecto de las “saladitas”

Busca lograr los votos en el Concejo para que avale la iniciativa de las ferias multipunto, tras objeciones.



#

Los paseos de compra con excepciones serán dos. Archivo

MUNICIPIO

El Ejecutivo municipal se mostró dispuesto a incorporar cambios y mejoras en el proyecto de ordenanza para reglamentar las “ferias multipunto”, a fin de lograr los apoyos que necesita en el Concejo Municipal.

El secretario de Gobierno Daniel Natapof y el asesor letrado Ricardo Medrano concurrieron ayer a la comisión de Economía a defender la iniciativa que busca otorgar marco legal a las ferias existentes sobre la calle Onelli, donde se agrupan vendedores de distintos artículos que no tienen la posibilidad de habilitar un comercio regular.

El proyecto encontró ya varios reparos de parte de la asesoría legal y la asesoría contable del Concejo. Los representantes del Ejecutivo aceptaron trabajar en una reformulación en busca de los acuerdos para lograr la aprobación de la ordenanza, que necesita una mayoría especial de dos tercios.

El debate de ayer tuvo un tramo de alto voltaje político cuando el concejal Alfredo Martín (Frente Grande) opinó que el Ejecutivo les transfería un conflicto ya declarado cuando pudo haber fijado reglas y condiciones por una simple resolución.

Recordó también que la intendenta María Eugenia Martini visitó uno de los “paseos de compras” y formuló promesas a los puesteros durante la última campaña electoral. Algunos meses después la Justicia de Faltas les impuso una clausura.

Natapof reivindicó la idea de regular las ferias por ordenanza. Dijo que el proyecto “seguramente es mejorable” y que tenían “la apertura para discutir los puntos que hagan falta”.

Admitió que al menos una de las dos ferias surgidas el año pasado tiene una clausura preventiva vigente, pero aun así funciona “con inspecciones periódicas sobre las condiciones de seguridad”.

La regulación propuesta establece una limitación geográfica al habilitar ese tipo de comercios sólo en las calles Onelli y Elordi. También fija un máximo de cuatro ferias para toda la ciudad, ya que sólo permitiría una cada 30 mil habitantes.

Otra cláusula indica que las ferias pagarán un canon fijo de 500 pesos mensuales por cada puesto y que todo el vínculo con el municipio estará concentrado en un “único responsable”.

Natapof admitió que pueda ser necesario precisar mejor esta última figura y tal vez redefinir la zonificación.

El presidente de la comisión, Leandro Lescano (Frente Social del Pueblo), propuso “construir algo superador”. Dijo que le gustaría saber “dentro de qué planificación de desarrollo económico está esta cuestión, si el objetivo es frenar la venta ambulante, o generar empleo para tantas familias o desarrollar tal lugar de la ciudad. O bien aclarar si directamente es una respuesta a una coyuntura”.

Por su parte, Mauro González (PVC) opinó que “el objetivo principal debe ser pasar de la informalidad a la formalidad. Esto no va a terminar con la venta ambulante”. Recordó que detrás de los puesteros muchas veces hay grandes organizaciones que nada tienen que ver con la economía social.

DeBariloche


Comentarios


Ejecutivo modificará el proyecto de las “saladitas”