El acusado de agredir a Macri denuncia “persecución política”

El dirigente de ATE Mario Sepúlveda planteó que la investigación busca avanzar contra los sindicatos para frenar las protestas en las calles. Aseguró que nunca llegó a ver al mandatario en Villa Traful.

1
#

Sepúlveda (a la derecha) participó en un acto junto a los titulares de ATE Quintriqueo y Marillán.(Foto: Archivo )

2
#

La acusación gira en torno a los piedrazos que recibió la camioneta presidencial. (Foto: archivo )

“En ningún momento lo vi al presidente. De hecho, cuando llegamos a la localidad, nos encontramos con la policía primero. En ningún momento tuve contacto como dicen en los medios de comunicación, con alevosía en algunos casos al decir que yo había sido detenido. Es una persecución hacia mi persona y hacia la organización a la que pertenezco y represento”, aseguró ayer a “Río Negro” Mario Sepúlveda, el dirigente acusado por la justicia federal de apedrear la combi en la que se trasladaba Mauricio Macri en su visita a Villa Traful el año pasado.

El prosecretario gremial de ATE y delegado de Rentas explicó que ese 28 de diciembre fueron a manifestarse a la localidad tras enterarse de la presencia del mandatario y para “denunciar lo que está pasando en el país, que son los despidos, la gente en la calle y las fábricas cerradas”. “Nos encontramos con un operativo policial con el que fuimos automáticamente reprimidos todos los trabajadores. Hay pruebas de que los compañeros fueron brutalmente reprimidos. Entiendo que esto es una persecución política y más de lo que necesita el gobierno, que es ir tras los sindicatos y las organizaciones para que no reclamen y no estén en la calle”, aseguró Sepúlveda.

Sobre el pedido de detención realizado por la fiscalía y el cuestionamiento a la decisión de la jueza federal Silvina Domínguez de eximirlo de prisión, señaló: “desconozco cuál es la finalidad de la fiscalía hacia mi persona en cuanto a mi detención. El martes me puse a disposición del juzgado federal, me notifiqué de la causa, puse a disposición a mi abogado y desconozco cuáles son las motivaciones para privarme de mi libertad”.

El argumento de la fiscalía fue que el dirigente “ocupa un lugar privilegiado en la conducción del gremio ATE Neuquén, lo que le permitiría obstruir la investigación y hasta coaccionar a algunos testigos”. La jueza le permitió la libertad a condición de que no se ausente del domicilio por más de 24 horas sin avisar al tribunal y que se presente cada 15 días ante la delegación policial más cercana.

Sepúlveda participó ayer de la movilización convocada por ATE en la capital neuquina y recibió el apoyo de la dirigencia en los discursos. “El gobierno nacional y la corporación mediática decían que el compañero estaba preso y está acá, como también estuvo ese día”, le agradeció Jorge Marillán, secretario adjunto del sindicato.

La semana pasada, un canal de televisión de Buenos Aires había informado que el sindicalista ya había sito detenido, lo que provocó, primero desconcierto, y luego el enfado de los estatales.

La comisión de fiscales creada para investigar las agresiones hacia el primer mandatario cuestionó las fallas en la seguridad policial y en la custodia nacional.

Además de los daños causados en dos ventanillas de la combi se investiga un ataque al helicóptero en el que se trasladaba ese día Mauricio Macri.

“Me puse a disposición del juzgado. Desconozco cuáles son las motivaciones para privarme de la libertad”,

señaló Mario Sepúlveda, prosecretario gremial de ATE Neuquén.

Datos

La comisión de fiscales creada para investigar las agresiones hacia el primer mandatario cuestionó las fallas en la seguridad policial y en la custodia nacional.
Además de los daños causados en dos ventanillas de la combi se investiga un ataque al helicóptero en el que se trasladaba ese día Mauricio Macri.
“Me puse a disposición del juzgado. Desconozco cuáles son las motivaciones para privarme de la libertad”,

Comentarios


El acusado de agredir a Macri denuncia “persecución política”