El ajuste de Sobisch se lleva a varios subsecretarios

Habrá reducciones en el número de las direcciones provinciales. El ajuste salarial con menos concejales es de dos millones. Quince colaboradores del gobernador redactan la enmienda.

NEUQUEN (AN).- El ajuste que prepara el gobierno de Jorge Sobisch y que se anunciará mañana arrastrará a cuatro o cinco subsecretarios, a por lo menos seis directores provinciales y a una docena de directores generales, revelaron ayer a este diario fuentes oficiales.

El ahorro en salarios por la caída de unos 150 cargos políticos en el Poder Ejecutivo, y la reducción en el número de diputados de 35 a 19 y de concejales en todas las municipalidades, representarán unos seis millones de pesos anuales para el tesoro neuquino. Y si el Poder Judicial se encolumna hacia el futuro en una política de sueldos menos pretenciosa, su aporte podría sumar unos cinco millones de pesos.

En el Ejecutivo, los menores gastos en sueldos suman unos tres millones de pesos, la reducción de concejales aportaría unos dos millones y la Legislatura con 16 diputados menos contribuye con más de un millón de pesos.

Con el conjunto de medidas que están siendo analizadas en el gobierno, incluida la Justicia, el achique en el costo político se podría ubicar entre los 10 y los 15 millones de pesos anuales, concluyeron las fuentes.

Todos los ministros, además de un equipo de 15 colaboradores, trabajan a toda prisa en el borrador del proyecto de enmienda a la Constitución que Jorge Sobisch prometió presentar en sociedad mañana. El conjunto de medidas de la propuesta apunta a un núcleo principal: bajar el costo de la política, tal como lo anunció el gobernador la semana anterior en la reunión con los intendentes que se realizó en Villa El Chocón.

Trabajan en este paquete de medidas las áreas de Hacienda, Gobierno, Planificación, Asesoría General de la Gobernación y Fiscalía de Estado.

Junto con la enmienda se enviará a la Legislatura un listado de temas propuestos para una futura reforma de la Constitución y el proyecto de ley de Ministerios para ordenar el nuevo esquema de jerarquías dentro del Poder Ejecutivo.

El nuevo organigrama, tal lo ya anticipado por Sobisch, se traducirá en una pirámide en cuyo vértice está el gobernador, por debajo el vice, seis ministros, 10 subsecretarios y 20 directores provinciales y 40 directores generales.

El gobierno quiere incorporar en la enmienda todo lo relacionado al costo de la política y evitaría incorporar temas ásperos, como los relacionados a la gobernabilidad, para no frenar el tratamiento en la Legislatura. Lo contrario sería ingresar en una discusión interminable con los diputados de la oposición.

Esto significa que varias de las propuestas quedarán en una agenda, que el Ejecutivo también propondrá a los legisladores, para incorporarlas en una futura reforma de la Constitución.

Sobisch lanzó el ajuste político en una reunión con los intendentes de toda la provincia. Les habló de los problemas que habrá que enfrentar este año en materia de financiamiento de gastos corrientes y les pidió ayuda para sacar adelante esta propuesta. También los instó a hacer el ajuste en cada uno de sus gobiernos mediante la reducción de colaboradores de planta política.

El mandatario logró cierto consenso y avanzó en la idea de tomar decisiones rápidas mediante un proyecto enmienda y la aprobación de leyes y decretos. Sin embargo, voceros de los bloques legislativos ya expresaron sus reservas.

El interior reclama la suspensión de juicios

NEUQUEN (AN).- La discusión por la enmienda de la Constitución provincial apenas comenzó. Los intendentes, que desde la reunión con el gobernador Jorge Sobisch en Villa El Chocón hace una semana se mantienen con bajo perfil, impulsarán un tema que los preocupa sobremanera: la suspensión por un año de los juicios contra los estados municipales.

El fundamento de la medida no resulta ocioso, ya que entre los compromisos que Nación no cumplió figura el pago del programa de refinanciación de deudas municipales, firmado en agosto de 2000 y que prometió repartir 13 millones de pesos en 32 comunas. Por caso, las comunas que firmaron -todas, salvo Plottier, que la rechazó, y Buta Ranquil y San Patricio del Chañar, que no tenían deudas- recibieron las dos primeras cuotas del programa de saneamiento, es decir la mitad del importe que necesitaban para cancelar sus deudas.

El problema, dijo Sergio Farías, jefe comunal de Senillosa, "es que pactamos con nuestros acreedores un programa de pagos que no pudimos cumplir porque no llegaron todos los desembolsos, y ahora nos puede caer un embargo". Del total pedido, casi 1,3 millón de pesos, se recibieron 760 mil pesos, con lo cual se agravó la situación de déficit.

En consecuencia, "pediremos que se incluya en algún proyecto de emergencia", aseguró Farías, que dijo desconocer si el proyecto de emergencia económica que Sobisch presentó al inicio de su gestión contemplaba la suspensión de juicios a los municipios.

En la misma situación está el resto de los intendentes y presidentes de comisiones de fomento que firmaron con el entonces secretario de Provincias, Wálter Ceballos en agosto de 2000. El acuerdo iba a permitir que los municipios firmantes se integraran al programa de desarrollo municipal financiado por el BID.

Las comunas elaborarán contrapropuesta al gobierno

NEUQUEN (AN).- Cuando el gobierno de Jorge Sobisch termine de elaborar la reforma para reducir el gasto en la política, que afectará recursos a los municipios, el foro de intendentes se reactivará y presentará al Ejecutivo una contrapropuesta que pode al máximo el recorte de los recursos que se coparticipan.

Los intendentes están desvelados por dos motivos: el primero porque saben que los fondos este año no alcanzarán. Pero el segundo tema no es menor. La recategorización que implica la aplicación de un nuevo criterio para determinar si las municipalidades son de primera, segunda o tercera representa directamente "una revisión de los recursos", dijo un jefe comunal preocupado.

El triunvirato que preside el foro de intendentes era, en 1999 mayoritariamente "rojo", es decir, vinculado al gobierno de Felipe Sapag. Aunque intentaron imponer un aumento en la coparticipación municipal, al suceder a Sapag, Sobisch congeló toda discusión y mantuvo los mismos niveles. Ahora, el trío de intendentes que encabeza el foro -Alberto Pérez, de Plaza Huincul; Sergio Farías, de Senillosa, y Ernesto Meschini, de Vista Alegre- integran el "consenso" que gobierna la provincia.

Sin embargo, trascendió que ese estamento de discusión de los jefes comunales está a punto de renovar sus autoridades. Primero "elaborará una contrapropuesta" al proyecto de enmienda constitucional y reforma política que impulsa el gobierno, dijo una fuente. Para esa reunión que se realizará próximamente, los intendentes pedirán el apoyo a los legisladores de cada localidad.


Comentarios


El ajuste de Sobisch se lleva a varios subsecretarios