El apoyo jurídico clave para el desarrollo de la industria

Todas las operadoras cuentan con asesoramiento externo. La conflictividad disminuye cuando la actividad está en alza. Los ejes de consultas: marco regulatorio, sindical y superficiarios.



Especialistas. En los últimos años la demanda jurídica creció notablemente en el sector hidrocarburífero.

Especialistas. En los últimos años la demanda jurídica creció notablemente en el sector hidrocarburífero.

El asesoramiento jurídico forma parte de la columna vertebral de la industria hidrocarburífera. Desde empresas de servicios hasta las principales operadoras de Vaca Muerta cuentan con asesores externos que deben lidiar con varios frentes.

Desde 2006, cuando Nación transfirió el manejo de lo recursos hidrocarburíferos a las provincias, el rol de los estudios jurídicos regionales comenzó a tener más actividad en todo lo referido al marco regulatorio de la industria.

Esto se aceleró con el boom de producción en la Cuenca Neuquina en los últimos años. Pero otros frentes de atención son las demandas de los gremios y los superficiarios.

"Estadísticamente lo que observamos es que en el no convencional la actividad aumenta y la conflictividad disminuye”.

Rodrigo Scianca , Estudio Poma - Scianca & Asociados.

“La demanda va variando de acuerdo a la etapa que está la actividad. Hoy estamos más con cuestiones de contratos por el incremento en el nivel de inversión. Cuando eso se estanca pasás a tener muchos juicios, reclamos sindicales”, detalló Ignacio Pujante, socio del estudio Pujante Hernaez Abogados que funciona hace 12 años en Neuquén y se especializa en el asesoramiento a empresas de la industria.

Pujante explicó que los requerimientos difieren si se trata de una operadora o una contratista. “Los problemas sindicales y laborales se adjudican más a las empresas de servicios o contratistas que tienen a la gente en el campo. Las operadoras tienen una demanda más regulatoria”, dijo.

El boom de Vaca Muerta generó el arribo de un gran número de empresas foráneas que vinieron a instalarse a Neuquén.
“Llegan muchas empresas nuevas que no conocen el marco regulatorio y eso está generando una gran demanda de consultas”, añadióPujante.

La relación con los gremios ha mejorado notablemente en los últimos años y, salvo excepciones, los conflictos se resuelven mediante el diálogo.
“Hay un respeto recíproco. Se interactúa constantemente y es una labor participativa. Es un trabajo muy dinámico y de diálogo”, precisó Rodrigo Scianca,
socio de Estudio Poma-Scianca & Asociados que tiene sede en Cipolletti y más de 50 años de experiencia.

La demanda depende del nivel de actividad, cuando baja hay un incremento de la conflictividad laboral”.

Ignacio Pujante, Estudio Pujante Hernaez Abogados.

“En épocas de plena actividad el riesgo es que las empresas se excedan con los diagramas de trabajo. Eso nos genera una demanda constante”, explicó JulioTarifa, asesor legal del Sindicato de Petroleros Jerárquicos.

La realidad no es la misma en Río Negro que en Neuquén. Mientras que el no convencional está en crecimiento constante, el convencional está en baja y allí radica una diferencia considerable en la conflictividad laboral.

“Lo que observamos es que el no convencional tiene una demanda laboral que crece, pero hay ajustes de costos en el convencional con alguna merma de actividad, finalizando algunos contratos de larga data con pequeñas empresas de servicios, lo que genera una mayor conflictividad. También hay una tendencia hacia una mayor concentración en la oferta de servicios y, para evitar despidos, los nuevos prestadores buscar darle continuidad a las relaciones laborales provenientes de contratos concluidos. Este movimiento genera una mayor carga de atención profesional”, explicó Scianca.


Las fuentes consultadas detallan que hoy uno de los principales focos de conflictividad son los superificiarios. Muchos casos llegan a juicio.


Comentarios


El apoyo jurídico clave para el desarrollo de la industria