El defensor de Arnaldo solicitó su absolución





“Gustavo Arnaldo es ajeno a la maniobra. Todas las comunicaciones que hay en la causa son por cuestiones comerciales y por actividades lícitas como la compra y venta de manzanas”, lanzó ayer el abogado defensor del empresario roquense, Guillermo Leskovar Garrigós en los alegatos del juicio por Manzanas Blancas II que siguieron ayer y terminarán hoy.

El defensor enumeró una serie de argumentos para demostrar que Arnaldo no fue parte de la maniobra para intentar traficar 287 kilos de cocaína.

Dijo que como Tany Cortez Molina, era “empleado” de Luis Salor Hoyas; que precintó los camiones antes de salir a la Aduana porque esa era su función y siempre lo había hecho; que tenía sólo un celular y eso no coincide con el perfil de los narcotraficantes que “tiene muchos teléfonos”; que no tiene un gran patrimonio económico (una casa construida con un préstamo, una camioneta y un auto comprado a través de un autoplan); que sólo salió una vez del país (a Chile); que es nacido y criado en Roca, que siempre trabajó y estuvo ligado a la fruta, y que de haber sabido que iban a poner droga, se hubiese apartado del negocio ya que es un hombre honrado.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El defensor de Arnaldo solicitó su absolución