a un récord de 11,2%



Brasil registró una desocupación récord de 11,2% en el trimestre móvil febrero-abril, sacudido por una profunda crisis económica que sumó 3,4 millones de desempleados durante el último año, informó ayer el ente estatal de estadísticas.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) reportó que la mayor economía latinoamericana tiene 11,4 millones de desempleados, contra los 8,02 millones del trimestre terminado en abril del año pasado, y se encamina hacia su primer bienio recesivo desde la década del 30, con una inflación cercana a los dos dígitos y un rojo fiscal gigantesco.

Con el país sumido en una crisis política que llevó a la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, acusada de manipular las cuentas públicas, y reemplazada interinamente por su vice Michel Temer, el desempleo aumentó 3,2 puntos porcentuales en abril frente a igual medición de 2015 (8%), según la nueva metodología que reemplazó al indicador mensual por uno trimestral. “Fue la mayor tasa de desocupación desde que se inició la serie en enero de 2012”, dijo el organismo en su reporte.

Brasil había empezado el 2016 con una desocupación del 9,5%, muy por encima del 6,2% que registraba en diciembre del 2013, la menor tasa de toda la serie.

Números negros

Datos

11,4
millones de desempleados hubo en Brasil entre febrero
y abril, 3,4 millones más
que en el mismo período
del 2015.

Comentarios


a un récord de 11,2%