El drama del sedentarismo en Argentina

Una investigación realizada por la Universidad Siglo 21 arrojó preocupantes datos en relación a los argentinos y la actividad física: el 44% confesó que se pasa gran parte del día acostado o sentado. ¿Cómo se mueven las personas en el país?

Si, suena a frase repetida, pero no por eso deja de ser cierto: la pandemia modificó todos nuestros hábitos a niveles impensados, y uno de los tantos aspectos que se vieron trastocados por el aislamiento fue sin lugar a dudas la cuestión de la salud y el cuidado físico.


Por este mismo motivo, la Universidad Siglo 21, mediante su Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales, y en el marco de su reciente investigación sobre hábitos saludables en los argentinos, analizó las conductas de las personas respecto al sedentarismo y a la actividad física diaria que estas realizan a meses de aquella primera etapa de confinamiento más estricta.

La muestra fue tomada en siete ciudades durante la pandemia, y el estudio refleja un preocupante dato: al menos el 44% de los encuestados se mantiene acostado o sentado durante la mayor parte del día.

“Esta investigación se enfocó en indagar acerca de hábitos vinculados con la movilidad de las personas en momentos donde no duerme. Específicamente, a los participantes del estudio se les preguntó cómo pasan la mayoría del tiempo que están despiertos, en un día típico de la semana”, explicaron los realizadores de la investigación.

Desde el Observatorio plantearon tres categorías para evaluar la práctica de los encuestados: Caminata, Actividad Moderada y Actividad Intensa.

Un paseo diario, así sea caminando o trotando, es fundamental para mantenerse en buen estado físico y para nuestra salud.


Respecto al primer punto, cerca del 90% de los consultados, aseguró haber caminado por al menos 10 minutos seguidos en la última semana. Pero, al establecer una mayor intensidad, tanto en el esfuerzo como en el tiempo destinado a la actividad física, esa proporción se reduce a 6 y 5 de cada 10 participantes, considerando las categorías moderada e intensa, respectivamente.

Con el foco puesto en las actividades moderadas, sólo 4 de cada 10 personas manifestaron haber realizado esta práctica al menos 3 días de la última semana, durante al menos 10 minutos seguidos. A su vez, este tipo de ejercicios son más comunes entre los jóvenes.

Por último, en cuanto a las actividades físicas más intensas, solamente 3 de cada 10 personas sostuvieron esta práctica en 3 días de la última semana, por al menos 10 minutos seguidos. Además, cabe destacar que este tipo de actividad es más común en hombres, respecto de las mujeres, y entre personas jóvenes.

Un detalle no menor es que el sedentarismo, durante el tiempo de ocio o en las actividades laborales y domésticas, se acentúa en las mujeres, y en los más jóvenes en comparación con las personas de mayor edad. Esta tendencia queda más en evidencia en otras regiones del país como Buenos Aires y Mendoza.

La habilitación de los gimnasios ayudó a que mucha gente retome hábitos saludables.


“Quedarse mucho tiempo quieto, a largo plazo puede perjudicar seriamente la salud, generando dificultades en las funciones cardiorrespiratorias y musculares, debilitando la estructura ósea y aumento en el riesgo de Enfermedades No Transmisibles (ETN) y depresión, entre otros aspectos. Si bien es ideal completar una hora de caminata diaria, leve, para estar activos, las mejores recomendaciones pasan por intercalarlas con actividades intensas, porque son las que requieren de un esfuerzo físico que hacen mucho más fuerte al ritmo cardíaco y tiene mayores beneficios sobre nuestros organismo”, completó la doctora Marcela La Villa, Directora de la Licenciatura En Kinesiología de la Universidad Siglo 21.

“La salud es, según la Organización Mundial de la Salud, el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. A partir de esta acepción del concepto de salud, se desarrolló esta investigación que se enfocó en conocer actitudes y conductas de las personas hacia la salud. En este sentido, los resultados de este estudio dan cuenta de la actual situación sanitaria de la sociedad argentina y sus principales desafíos a fin de lograr uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “garantizar una vida sana y promover el bienestar de todas las personas a todas las edades”, explicó el comunicado de la investigación realizada por la Universidad Siglo 21.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


El drama del sedentarismo en Argentina