#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

El Estado ya tiene Aerolíneas y también su deuda

Ayer formalizó el traspaso de la compañía. Se hizo cargo de un pasivo vencido de u$s 240 millones.



BUENOS AIRES.- El gobierno nacional y los directivos del grupo español Marsans, accionista principal de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas, firmaron ayer el acta por la que se acuerda el traspaso de las acciones de ambas compañías al Estado argentino.

La firma del acta acuerdo establece la transferencia del 94,41% de las acciones de Aerolíneas y el 97% de las acciones de Austral.

Según el gobierno, Aerolíneas tiene un pasivo de 890 millones de dólares, aunque reconoce que la deuda exigible (la vencida) es de unos 240 millones. La empresa pierde 30 millones de dólares por mes.

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, fue el encargado de firmar el acuerdo por parte del gobierno.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner remitió anoche convenio a la Comisión Bicameral del Congreso nacional para su consideración. La mandataria nacional y el ministro de Planificación explicaron por la tarde los alcances de la operación.

El traspaso de la aerolínea evidenció la búsqueda de Cristina de tratar de retomar la iniciativa tras el estruendoso fracaso de la resolución 125 de retenciones móviles en el Senado.

Ayer se esperó, en vano, alguna alusión al inesperado cierre del conflicto con el campo, pero una vez más no hubo menciones explicitas.

La firma del acuerdo se concretó en una reunión realizada en ámbitos del Ministerio de Planificación, con la presencia de Jaime; del embajador de España en la Argentina, Rafael Estrella, y de los empresarios Gonzalo Pascual Arias y Gerardo Díaz Ferrán, del grupo Marsans.

A partir de la firma de este convenio, una Comisión de Transición integrada por representantes del gobierno y del grupo español realizará, en un plazo máximo de 60 días, los estudios pertinentes para la valuación de los activos de las compañías, a fin de determinar el precio de las acciones en manos de la sociedad Interinvest.

Luego de la firma de los documentos, De Vido explicó que la "Comisión de Transición" será presidida por Julio Alak como gerente general de la compañía.

El ministro agregó que "otro de los miembros de la Comisión es la doctora (Vilma) Castillo, y en los próximos días se designará el tercer integrante por parte del Estado Nacional".

Interinvest (Marsans), en tanto, designará a las otras dos personas para la referida Comisión.

De Vido puntualizó que "el Estado, en sesenta días, tendrá la propiedad de Aerolíneas y se fijará como primera meta la puesta en valor de la compañía, que en la década del '80 fue destruida y en los '90 fue privatizada".

El ministro refirió que "no tenemos plazos preestablecidos para concluir tal puesta en valor", pero consignó que "hay que recuperar operativamente a estas compañías lo antes posible, y para ello -dijo- esperamos contar con la colaboración de todos los sectores relacionados con la actividad".

En relación con el precio que el Estado pagaría a Marsans por las acciones, De Vido remarcó que "hay que hacer un análisis contable para verificar cuál es el debe y cuál es el haber, para después decidir".

Por su parte, los dueños del Grupo Marsans se retiraron del Ministerio sin formular declaraciones al periodismo.

El ministro destacó entre las principales razones por las que el gobierno decidió la reestatización (no se sabe si será temporaria o definitiva) de estas compañías "la necesidad de preservar a la aerolínea de bandera y también las fuentes de trabajo" para los empleados de Aerolíneas y de Austral.

 

Capitales privados

 

En tanto, Jaime dijo ayer que el gobierno buscaría el ingreso de capitales privados en Aerolíneas Argentinas después de la estatización.

"La situación llegó a tal extremo que se tuvo que proceder a la compra de todo el resto del paquete accionario de Aerolíneas y Austral, ponerle valor a la empresa, ordenarla y posteriormente permitir el ingreso de capitales privados", dijo.


Comentarios


El Estado ya tiene Aerolíneas y también su deuda