El feriado largo dejó 11 vuelcos y otras dos muertes

Madre e hija, oriundas de Necochea, fallecieron cerca de Piedra del Águila cuando regresaban a su ciudad. El fin de semana largo hubo 11 accidentes y cuatro víctimas fatales.



#

El domingo, las vías de comunicación que confluyen hacia Neuquén capital estaban repletas de vehículos.

NEUQUÉN (AN)- Una adolescente y su madre murieron ayer en un accidente de tránsito, elevando a cuatro la cantidad de víctimas fatales que dejó en la provincia de Neuquén el feriado largo de Semana Santa.

Las fallecidas serían de apellido Irusta Mancero, de 14 y 44 años respectivamente, oriundas de Necochea. Junto con otros familiares regresaban de Bariloche cuando volcaron en la Ruta Nacional 237 en cercanías de Piedra del Águila.

Según la información que suministró el ministerio de Seguridad, Justicia y Trabajo de la provincia, el accidente se registró a las 0:45 en el kilómetro 1.459 de la ruta. Lo protagonizó una camioneta Toyota Hilux con cinco ocupantes: las víctimas fatales, otras dos personas mayores que serían los abuelos de la niña y otra adolescente. Estos solo recibieron lesiones.

El ministro César Pérez lamentó el saldo fatal del fin de semana largo pero destacó que hubo menos accidentes que en 2008, cuando ocurrieron 19.

Detalló que este fin de semana largo hubo cuatro muertos en 11 accidentes de tránsito, todos vuelcos, siete de los cuales se registraron entre las 21 y las 7 de la mañana del día siguiente.

Señaló que tres de las víctimas fatales fueron oriundas de otras provincias: las dos mujeres de ayer y el roquense Daniel Izquierdo, que el jueves volcó a 18 kilómetros de Cutral Co por esquivar a un caballo.

Y en el caso del único muerto neuquino (Segundo Ríos, un hombre de Junín de los Andes que falleció el viernes), el conductor de la camioneta en la que viajaba está siendo investigado "por conducir en presunto estado de ebriedad".

"Los accidentes se producen por negligencia, tenemos que trabajar en eso", indicó Pérez a "Río Negro".

El ministro recorrió, durante estos días, la mayoría de los puestos de control instalados en las rutas por la Policía como "una manera de que el personal se sienta acompañado" en el operativo de seguridad.

Indicó que "al destrabarse los conflictos gremiales, la gente se volcó a las rutas para viajar a los centros turísticos". Ayer al atardecer, cuando habló con este diario, las vías de comunicación que confluyen hacia Neuquén capital estaban repletas de automóviles, según describió.

Pérez dijo que toda la información recogida en los operativos de estas minivacaciones será examinada por el Observatorio de Seguridad Vial, uno de cuyos objetivos es detectar los puntos críticos de la provincia para acentuar la prevención. "Esta es una política de Estado", remarcó.


Comentarios


El feriado largo dejó 11 vuelcos y otras dos muertes