El FMI prevé para este año una caída del 3,1% y una inflación del 53,7%

El organismo actualizó su informe de “Perspectivas Económicas Mundiales”. En julio había estimado una retracción del 1,3%. La recesión seguirá hasta el 2021. Lo atribuyó a “la pérdida de confianza y al endurecimiento de las condiciones de financiamiento externo” tras las PASO.



Kristalina Georgieva, la flamante directora ejecutiva del FMI. (Foto: archivo)

Kristalina Georgieva, la flamante directora ejecutiva del FMI. (Foto: archivo)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó para Argentina una caída del 3,1% del PBI, una inflación 57,3% y desempleo de 10,6% para todo el 2019. De acuerdo con la actualización de su informe de “Perspectivas Económicas Mundiales”, el organismo estimó el desequilibrio de la cuenta corriente en 1,2%. En julio, el organismo había estimado que la caída para 2019 sería 1,3%. Aunque en condiciones menos graves, el escenario es pesimista también para el año que viene.

Para el 2020, el FMI prevé una desaceleración de la inflación, en 39,2%, y una menor caída del PBI, en 1,3%. La desocupación se mantendrá arriba de los dos dígitos, en 10,1%. El único pronóstico positivo está en el balance de cuenta corriente, que se estima levemente superavitario en 2020, en 0,3%.

En el contexto mundial, el reporte pronostica un crecimiento de 3%, que representa el nivel más bajo desde 2008-09 y consiste a la vez en una rebaja de 0,3 puntos porcentuales respecto de la proyección publicada en el informe de abril de este año.

Para el FMI, “el drástico empeoramiento de las condiciones macroeconómicas ocurrido entre 2017 y 2019 en un pequeño número de economías sometidas a graves tensiones (en particular, Argentina, Irán, Turquía y Venezuela) explica alrededor de la mitad de la disminución del crecimiento mundial, de 3,8% en 2017 a 3,0% en 2019”.

El Fondo espera que “en Argentina la economía se contraiga más en 2019 debido a la pérdida de confianza y al endurecimiento de las condiciones de financiamiento externo”. En este sentido, expuso que “las elecciones primarias de agosto produjeron un fuerte aumento del rendimiento de los bonos públicos en medio de una venta masiva general de activos nacionales”.

Datos

39,2%
Será la inflación para el año 2020 según pronosticó ayer el organismo. Bajaría casi 20 puntos, pero será alta.
1,3%
Del PBI se contraerá la economía argentina en el 2020, estimó el FMI. La desocupación seguirá arriba de 10%.

"No hay asociación entre el préstamo y la fuga de capitales"

Antes de viajar a Washington a reunirse con funcionarios del FMI para seguir discutiendo el desembolso de u$s 5.400 millones , el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, advirtió ayer que “no hay tiempo que perder” para iniciar una renegociación con los acreedores y avanzar en el reperfilamiento de la deuda. También informó que se logró superávit fiscal primario por primera vez desde 2011 y le respondió a Alberto Fernández, que había dicho que los dólares prestados se fugaron y que la deuda representa el 100% del PBI.

“Cuando digo que no hay tiempo para perder es porque, gane quién gane, la Argentina tiene que encarar una conversación sincera y amigable, para tener ese programa de deuda sustentable en el tiempo y recuperar crédito voluntario”, manifestó.

Respecto a los dichos de Fernández, Lacunza dijo que “el dinero prestado por el Fondo se usó para pagar servicios de deuda” y destacó que “entre 2011 y 2015 no hubo desendeudamiento.

“A fines de septiembre la deuda pública total era de u$s 314.618 millones, un 68% en términos del PBI. De ese total u$s 115.871 millones se distribuía intrasector público; u$s 73.000 millones con organismos multilateral; y u$s 126.000 millones con el sector privado”, señaló el ministro.


Comentarios


El FMI prevé para este año una caída del 3,1% y una inflación del 53,7%