El francotirador tiene desconcertados a todos

La policía no le dio demasiado crédito al testimonio de un testigo. Los investigadores se quejan por la difusión de datos del caso. Información imprecisa genera más confusión entre la gente.



WASHINGTON (ANSA) .- Las declaraciones del testigo del asesinato del lunes último en el estacionamiento de un centro comercial en Virginia, que describía al francotirador como una persona de rostro oscuro, posiblemente hispano o medioriental, "no son creíbles", afirmó ayer la policía, que volvió a quejarse por la difusión de datos sobre la investigación del caso.

El jefe de policía del condado de Montgomery -en Maryland, el otro estado que rodea a la ciudad de Washington y donde están ocurriendo los ataques del francotirador-, Charles Moose, dijo que la divulgación de estas informaciones están creando "confusión" entre los atribulados pobladores de la zona.

Voceros policiales citados ayer por las estaciones televisivas estadounidenses -que están siguiendo el caso intensamente- dijeron que descartaron el testimonio del testigo porque esta persona se encontraba, al momento del ataque del lunes, dentro de uno de los negocios del centro comercial.

El testigo había brindado una inquietante descripción del francotirador, afirmando que este sería hispano o medioriental. Una descripción de este tipo provoca inmediatas reacciones en Estados Unidos, donde crece la sensación de una inminente guerra contra Irak y a poco más de un año de los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra el Pentágono y las torres gemelas.

"Esta confusión hace que la gente ponga su atención en cuestiones que no son apropiadas", se quejó ayer Moose en una de sus habituales ruedas de prensa.

Para peor, un testigo había señalado también que el francotirador había usado el lunes -cuando mató a poca distancia, unos 40 metros, a una analista del FBI de 47 años- un fusil de asalto del tipo AK-47, desarrollado para el ejército soviético y muchas veces encontrado entre las armas de grupos terroristas o rebeldes alrededor del mundo.

Moose advirtió a la población que el AK-47 forma parte de una familia de alrededor de treinta armas distintas. "El mensaje que estamos tratando de enviar a la gente es que mantenga sus mentes abiertas", dijo el jefe policial.

Con la difusión de la versión sobre este rifle, "muchas personas que vieron la descripción en los diarios comenzaron a eliminar posibles sospechosos que ellos podrían conocer, porque piensan que el arma que ellos poseen no se corresponde con la que muestran los medios", agregó.

Al confirmarse las dudas sobre las descripciones brindadas por los testigos del lunes sobre el aspecto del francotirador, la policía tiene en sus manos apenas datos sobre el vehículo que podría estar utilizando el asesino, una furgoneta Chevrolet Astro o Ford Econoline.

El misterioso francotirador que mantiene en estado de pánico a los pobladores de la capital norteamericana y sus alrededores mató a nueve personas desde el 2 de octubre último. Otras dos de sus víctimas quedaron heridas: una mujer ya dejó el hospital y un adolescente de 13 años sigue internado.


Comentarios


El francotirador tiene desconcertados a todos