El futuro del empleo desvela al G20

El tema lo propuso Argentina y pidió incluirlo como prioritario en función del avance de la digitalización y los cambios tecnológicos. Ayer comenzaron los debates de la agenda “política” entre emisarios de países y de organismos internacionales.





En ejercicio de su facultad como país que preside las deliberaciones, la Argentina propuso en la reunión de “sherpas” del G20 que se desarrolla en esta ciudad incluir como tema prioritario el futuro del empleo, en relación con la digitalización y los cambios tecnológicos.

Los emisarios de países participantes y de organismos internacionales comenzaron a debatir ayer en el hotel Llao Llao la agenda “política”, luego del encuentro realizado a comienzos de diciembre en el mismo lugar que se concentró en temas financieros.

El embajador Pedro Villagra Delgado es el sherpa por la Argentina y explicó ayer a “Río Negro” que las deliberaciones se extenderán hasta hoy al mediodía y que las cuestiones más importantes son las vinculadas con comercio, inversiones, cambio climático, energía y agricultura.

La misión de los sherpas, que son los representantes directos de los presidentes de cada país, es elaborar los documentos que deberían llegar preacordados a la próxima cumbre de líderes del G20, programada para el 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2018 en Buenos Aires.

Villagra Delgado explicó que la Argentina tiene un papel clave porque le toca abrir el debate y presentar los que considera como ejes centrales, para luego recibir y sistematizar los aportes de todos.

“Una de las prioridades que expusimos tiene que ver con el futuro del empleo, las profesiones nuevas y las que están en riesgo de desaparecer por la digitalización y los avances tecnológicos –explicó el diplomático–. Ustedes en el periodismo lo ven muy claramente”.

Agregó que la mirada sobre el empleo está vinculada estrechamente con la educación, y el abordaje que propuso la Argentina va en ese sentido.

Según Villagra Delgado, los temas quedan planteados y luego se abre una instancia de debate y de elaboración de documentos hasta la próxima reunión de sherpas, que se realizará en mayo próximo en Ushuaia.

Afirmó que son en total unas 60 las reuniones preparatorias y que se trata de “un proceso muy intenso”, que incluye segmentos vinculados también a las políticas de género, a las políticas sociales y el desarrollo sustentable.

El cónclave que abrió el jueves en Llao Llao con la exposición del canciller argentino Jorge Faurie está rodeado de un fuerte operativo de seguridad y reúne a unos 200 representantes de 25 países y de organismos multilaterales como la ONU, el Banco Mundial, el BID, el Fondo Monetario, la OIT, la OMS y la Organización Mundial de Comercio.

Villagra Delgado definió al G20 como “un mecanismo informal de líderes”, que busca acuerdos para avanzar en líneas comunes sobre grandes temas macroeconómicos y de desarrollo global. Aunque puede ocurrir también que los desacuerdos impidan la adopción de políticas unificadas, como resultó en la última cumbre de Hamburgo.

Entre miembros plenos y algunos invitados

El G20 quedó conformado en 1999 y se consolidó a partir de la crisis financiera mundial de 2008.

Los miembros plenos son Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, India, Indonesia, Italia, China, Francia, Japón, México, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido y la Unión Europea.

El anfitrión tiene la facultad de invitar otros países, que en este caso son Chile, España y Holanda, además de los que ejercen la representación temporal de distintos bloques, como Singapur, Jamaica, Ruanda y Senegal.

La previa de la cumbre

Datos

60
es el número aproximado de reuniones preparatorias donde se postulan los temas a tratar en la reunión cumbre del G20.
200
representantes de 25 países están reunidos en este momento en Bariloche desglosando la agenda política.

Comentarios


El futuro del empleo desvela al G20