El gobierno boliviano reprime bloqueos campesinos

Los cocaleros comenzaron las protestas contra la erradicación.





LA PAZ (Reuters).- El presidente de Bolivia, Hugo Banzer, apeló al uso de la policía y las fuerzas armadas contra bloqueos de caminos iniciados ayer por productores de coca en la región del Chapare , en el primer día de movilizaciones para exigir la suspensión de la erradicación de esos cultivos en el país.

Los primeros obstáculos fueron colocados en las poblaciones de Villa Tunari y Sinahota, durante las primeras horas de la madrugada, según dijo a la prensa de la ciudad de Cochabamba el comandante de la Séptima División del Ejército, Remy Ramírez.

El jefe militar informó de que un total de 7.000 efectivos de la Policía y el Ejército se encuentran en la región del Chapare (centro del país) para realizar una constante vigilancia de la carretera hacia Santa Cruz, tramo central de la vía que une el altiplano y la zona de los llanos de Bolivia.

Aunque los productores de coca realizaron bloqueos relámpago en algunas zonas que fueron rápidamente despejadas por la fuerzas del orden, no se registraron enfrentamientos violentos.

En una rueda de prensa junto al comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), con sede en Chapare, Hernán Caprirolo, Ramírez indicó que los soldados no permitirán la interrupción de la carretera.

Villa Tunari y Sinahota pertenecen a la región del Chapare, en el departamento (provincia) de Cochabamba, donde el gobierno de Bolivia ha erradicado 40.000 hectáreas de cultivos de coca ilegales en los últimos cuatro años.

A pesar de la actuación de policías y militares, el tráfico se redujo de forma considerable a consecuencia del temor de los transportistas a quedar atrapados como en septiembre del año pasado, cuando los cocaleros bloquearon la vía durante casi un mes por las mismas peticiones.

«La violencia genera violencia», dijo el presidente Banzer ayer al lamentar las muertes de dos personas el martes en violentas protestas en el marco de un paro de choferes. El mandatario afirmó que no renunciará «ni levantaré las manos» ante la creciente presión social sobre su gobierno.

Las fuerzas de tarea conjuntas «evitarán el bloqueo de caminos así sea por la fuerza», dijo a la prensa el ministro de Defensa, Oscar Vargas.

El diputado y dirigente cocalero Evo Morales, que lidera el movimiento de los productores, dijo a la prensa que paulatinamente se generalizarán los bloqueos de caminos en el Chapare.

Agregó que ante el fracaso de los planes de desarrollo alternativo no queda otro camino que continuar sembrando coca, cuyas hojas son la materia prima de la cocaína y sustento de miles de familias campesinas. A los diversos conflictos sociales que sacuden a Bolivia se suman otros de carácter regional. El departamento de Potosí cumple un paro de 24 horas demandando la licitación de una carretera, y el de Tarija cumplirá hoy una medida similar por el asfaltado de otra importante vía que comunica con Argentina.

Banzer no piensa renunciar

El presidente Hugo Banzer aseguró que, pese a las peticiones de dimisión planteadas por la oposición, concluirá su mandato en agosto del 2002.

Banzer insistió en que no renunciará a la presidencia a pesar de las peticiones de dimisión del opositor Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y de los productores de coca, que ayer iniciaron un bloqueo de carreteras en el centro del país.

Agregó que «sólo me iré del gobierno cuando el Parlamento y los otros ciudadanos de Bolivia, que no sean los cocaleros ni la oposición, me lo pidan».

En tanto, cinco diputados bolivianos iniciaron ayer una huel-ga de hambre en reclamo de diálogo entre el gobierno y los diri- gentes cocaleros. «El gobierno nunca ha respondido a ninguno de los sectores y quiere callarlos con represión», dijo Román Loayza, diputado de Izquierda Unida (IU).


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El gobierno boliviano reprime bloqueos campesinos