El Gobierno español se reúne el sábado para intervenir en Cataluña

El gobierno busca aplicar “el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno”, señaló un comunicado, en referencia al artículo que permite ejercer las competencias de una autonomía en caso de que ésta incumpla la ley.





El ejecutivo español dio ayer un paso más hacia una suspensión del autogobierno de Cataluña, en una crisis que amenaza la estabilidad del país y tiene a Europa preocupada.

A las 10 de ayer venció el plazo definitivo para que el presidente catalán, el separatista Carles Puigdemont, aclarara si había proclamado la independencia en una confusa sesión celebrada en el Parlamento catalán.

Sin responder directamente, Puigdemont afirmó que “si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continúa la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10”.

El jefe de gobierno, el conservador Mariano Rajoy, no se dio por satisfecho y convocó para el sábado un consejo de ministros extraordinario para avanzar en los trámites que permitirán intervenir la administración catalana.

El gobierno busca aplicar “el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña”, señaló un comunicado, en referencia al artículo que permite ejercer las competencias de una autonomía en caso de que ésta incumpla la ley. Previsiblemente, una eventual intervención generará fuertes movilizaciones, mientras la incertidumbre sigue impactando en la economía: más de 900 empresas sacaron su sede social de Cataluña y el gobierno central rebajó su previsión de crecimiento para 2018 al 2,3%.

Rajoy viajó ayer a Bruselas para participar en una cumbre europea, donde recibió un “mensaje de unidad” con España, adelantó el presidente francés, Emmanuel Macron. De su lado, la canciller alemana, Angela Merkel, reiteró su apoyo a “la posición del gobierno español”, al pedir “soluciones en base a la Constitución”.

Antes, el jefe de la oposición socialista española, Pedro Sánchez, que ha respaldado a Rajoy frente a la apuesta independentista, se reunió en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El apoyo de las instituciones europeas “hoy es más fuerte que nunca”, dijeron tras la reunión fuentes del partido socialista.

El artículo 155 requiere una adopción en el Consejo de Ministros y la subsiguiente aprobación del Senado, que podría reunirse en los últimos días de octubre.

El trámite prolongado “permite que los actores tengan más margen de maniobra para una eventual negociación”, dijo a AFPTV el politólogo Pablo Simón, mientras el gobierno central gana tiempo para “ver si se resquebraja la unidad dentro del bloque independentista y finalmente van a elecciones” regionales.

El 155, nunca usado a fondo en España, podría dar lugar a que el gobierno central asuma la dirección y gestión de Cataluña, la destitución de dirigentes y la toma de control por ejemplo de su policía, los “Mossos d’Esquadra”.

No hay espacio para la

mediación internacional

Datos

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que “no hay lugar” para una intervención internacional en la crisis política en España, cuyo gobierno se enfrenta a un desafío independentista de Cataluña. “No hay espacio para ningún tipo de mediación o iniciativa internacional” y “no espero una amplia discusión o debate sobre el tema. No está en nuestra agenda”, dijo Tusk.
POr su parte el presidente ruso Vladimir Putin calificó ayer la crisis catalana de “asunto interno” a España, al tiempo que denunciaba lo que calificó de política de “doble rasero” de los europeos frente a los deseos de independencia de sus pueblos. “Todo lo que ocurre es un asunto interno de España y debe solucionarse en el marco de la ley española de acuerdo con sus tradiciones democráticas”, declaró el presidente ruso.

Temas

España

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El Gobierno español se reúne el sábado para intervenir en Cataluña