El gobierno nacional trabaja en más medidas para llevar calma al dólar

Economía busca eliminar obstáculos impuestos por el Banco Cenrtal y facilitar las operaciones con bonos y acciones.





El ministro de Economía, Martín Guzmán, junto a Alberto Fernández.-

El ministro de Economía, Martín Guzmán, junto a Alberto Fernández.-


El gobierno nacional está ultimando los detalles de algunas medidas que se adoptarán en el transcurso de las próximas horas para generar más tranquilidad en el mercado cambiario, flexibilizando algunas de las normas que rigen esa plaza, lo que se podría interpretar como una cierta “marcha atrás”, pero considerando que las mismas podría devolver cierta calma a la cotización del dólar, después de rozar los 180 pesos el paralelo en el cierre del último viernes.

Fuentes del Ministerio de Economía de la Nación comentaron a RÍO NEGRO que se están analizando las medidas que tiendan a eliminar el tiempo que se les impuso a los inversores y ahorristas para hacerse de dólares tras la compra de títulos, modalidad legal conocida como dólar contado con liquidación (CCL).

Hace dos meses, la Comisión Nacional de Valores por presión del Banco Central estableció un período de 15 días para aquellos inversores que compran títulos en el mercado y luego los vender para hacerse de dólares físicos, medida que fue bautizada en la jerga del mercado como “parking”.

Precisamente, esa modificación ya la adelantó el propio ministro de Economía, Martín Guzmán, el viernes al hablar en el Coloquio de IDEA.
Ahora, lo que busca Economía es volver hacia atrás con esa medida, con lo cual se establecería un período de inmovilidad muy reducido de 24 ó 48 horas a lo sumo.

“Esto nos va a permitir que el mercado contado con liquidación, que es legal no como para el paralelo, pueda tener una mayor amplitud de negocios, ser más trasparente sin tanta especulación, con lo cual pensamos que va a bajar la presión sobre el dólar”, comentó a este diario la misma fuente.

De alguna manera, esto implica un gran triunfo interno de Guzmán, ya que fue el propio ministro quien se opuso a la idea que finalmente logró imponer el titular del Banco Central, Miguel Pesce, de aplicar más restricciones sobre el mercado cambiario, convenciendo al presidente Alberto Fernández.

Claro que las regulaciones que implicaron poner en vigencia el súper cepo le infligieron al país una enorme devaluación y una pérdida notable de reservas y de depósitos en dólares.

Desde el 15 de septiembre, fecha en que se implementó el súper cepo, se perdieron unos 2.000 millones de dólares en reservas y unos 1.700 millones en depósitos en dólares.

En concreto, el dólar paralelo saltó a casi 180 pesos y el contado con liquidación llegó a estar en 174 pesos, pero el último viernes hacia el cierre retrocedió para finalizar en 168 pesos. Semejante panorama llevó a que el BCRA anunciara en la última semana nuevos controles para el pago de importaciones.

El BCRA difundió la Comunicación “A” 7138, mediante la cual dispuso topes a los pagos automáticos y elevó los requisitos para acceder al mercado de cambios para saldar importaciones de bienes con registro de ingreso aduanero pendiente.

Ante ese panorama, el titular de la Cámara de Importadores (CIRA), Rubén García, alertó que la Secretaría de Comercio “no está entregando esas licencias no automáticas, o lo hace a cuentagotas. Solo salen las automáticas”.

Los importadores denuncian que los trámites para autorizar licencias no automáticas de importación están trabados, por lo que obtener esa condición de “salida” será muy complicado. Por esa razón, puede quedar bloqueado lo poco que estaba entrando al país de ese modo, alertan empresas que ya enfrentan problemas de abastecimiento de insumos.



Comentarios


El gobierno nacional trabaja en más medidas para llevar calma al dólar