El gremio docente afirmó que la explosión en la escuela de Aguada San Roque fue "totalmente evitable"

ATEN manifestó su convicción de que es consecuencia de un "sistemático abandono por parte del Gobierno provincial del mantenimiento e infraestructura de los edificios escolares".

El gremio docente ATEN expresó a través de un comunicado que  la explosión que podría haber sido ocasionada por una fuga de gas en la escuela albergue de Aguada San Roque es un hecho “lamentable” y fue “totalmente evitable”.

Por consecuencias del estallido, el gasista y profesor del Nicolás Francés y Mariano Spinedi murieron en el lugar, y la maestra Mónica Jara sufrió graves quemaduras en su cuerpo y su estado de salud es crítico. Esta tarde será derivada a un centro de salud de alta complejidad de Mendoza.

“Estamos convencidos que esta alarmante situación es producto del sistemático abandono por parte del Gobierno provincial del mantenimiento e infraestructura de los edificios escolares y, su responsabilidad de control sobre las obras que se ejecutan”, argumentó el comunicado de ATEN.

El sindicato detalló que  la conmoción social “es enorme” y manifestó que exigirá “escuelas seguras” para las y los trabajadores de la educación y pidió celeridad en la investigación judicial.

“Mónica Jara estaba comenzando su carrera docente en esta escuela albergue, con todas las expectativas y fuerzas de quien guarda la convicción del amor por la educación pública. Por eso insistimos tanto en el trabajo docente y los procesos de enseñanza y aprendizaje en condiciones dignas: merecemos trabajar en escuelas seguras”, indicó el comunicado.


Comentarios


El gremio docente afirmó que la explosión en la escuela de Aguada San Roque fue «totalmente evitable»