El impacto petrolero también se siente fuera del corazón de Vaca Muerta

Neuquén se convirtió en uno de los mercados inmobiliarios más atractivos del país. El precio de venta del producto terminado es una de las claves.



1
#

A la deriva de la Ruta 7 hay varios terrenos de particulares que esperan nuevas empresas. (Foto: Mauro Pérez.- )

El efecto Vaca Muerta no solo tiene jurisdicción en Añelo. El desarrollo de los no convencionales de la Cuenca Neuquina hizo de Neuquén un mercado bastante atractivo que va contra todos los indicadores nacionales que muestran una industria inmobiliaria a la baja.

Una de las principales razones que hacen de Neuquén un lugar que atrae inversiones inmobiliarias es el precio de venta del producto terminado.

“Si bien los valores de terrenos y los valores constructivos tienen montos similares en varias provincias del país, Neuquén se destaca por sobre el resto por el precio de venta final que tiene para las construcciones. En la provincia vender conviene más que en otros puntos, y eso la hace atractiva para las inversiones”, explicó el presidente del Colegio de Arquitectos, Diego López de Murillas.

Te puede interesar | El boom de Vaca Muerta lleva los valores inmobilarios a precios de Puerto Madero

Otra manera de poner en valor el crecimiento de la industria inmobiliaria en la capital es si se observan las inversiones de grandes superficies que registra la provincia en los últimos años.

“Neuquén es un mercado por explotar, ya hay muchos que están apostando a eso y se ve en la llegada del Alto Comahue Shopping o la construcción del hotel Hilton. Acá ves que hay gente que hace unos años invertía en Buenos Aires y de pronto empezó a invertir en Neuquén”, remarcó López de Murillas.

Y agregó que es “posible que no tengamos el precio de venta que hay en Puerto Madero, pero ahí el terreno no lo conseguís y acá sí”.

Por esta razón, el presidente del Colegio de Arquitectos defendió el incremento del valor fiscal de las tierras y opinó que es algo que debe hacer el Estado para preservar los bienes comunes.

“Añelo hace unos años era mucho más chico de lo que es ahora, casi toda la periferia de la ciudad era fiscal y no había nadie que requiriera tierras para nada, la única salida era una producción agrícola bastante lejos de los mercados y a costos de infraestructura bastante alto”, dijo.

Desde el boom de Loma Campana en 2015 en adelante, los pedidos de tierras fiscales aumentaron exponencialmente y no solo en Añelo sino también en la meseta de Neuquén y de Centenario.

“Las tierras del parque industrial de Centenario se agotaron en muy poco tiempo y eso devino en que se expanda a lo largo de la Autovía Norte en Neuquén. En los últimos años se llenó de empresas”, cerró Murillas.

Además de las empresas que eligen la meseta neuquina como centro logístico, actualmente en la Autovía Norte se están construyendo dos estaciones de servicios de gran tamaño, una de YPF y otra de Shell.

Te puede interesar | Nuevas estaciones para los más de 10.000 vehículos que usan las rutas petroleras


Comentarios

El impacto petrolero también se siente fuera del corazón de Vaca Muerta