El incendio de la intendencia fue un atentado

Luz Sapag anunció que los autores están identificados. Dijo que fue a raíz de los descuentos de los días de paro.





SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El incendio que semanas atrás consumió el archivo municipal y obligó a ingentes esfuerzos de los bomberos para evitar que se extendiese al resto del palacio municipal, fue intencional, reveló ayer la intendente Luz Sapag, que recibió la confirmación del jefe de la Policía, Juan Lepén, tras completarse las pericias de rigor.

Sin embargo, Sapag no dio detalles sobre los informes técnicos, porque -dijo- «estamos esperando que el jefe de Policía nos haga llegar la documentación, aunque ya sabemos positivamente que el incendio fue intencional» (ver recuadro). Asimismo, anticipó que el gobierno provincial «está al tanto de esta situación y nos ha dado su apoyo».

La intendente Sapag reveló que «las investigaciones están en marcha», y aseguró que hay personas presuntamente involucradas que ya están identificadas, aunque declinó dar nombres hasta tanto se completen las pesquisas.

Sapag afirmó que el municipio «va a hacer todo lo que deba hacer», por lo que, a la par de las causas penales, también realizará las actuaciones administrativas y civiles que correspondan.

Respaldada por el pleno de su gabinete y los concejales del MPN en conferencia de prensa, la jefa de gobierno enmarcó el atentado en una serie de acciones intimidatorias, relacionadas con el conflicto por el descuento de los días no trabajados al personal, tras la ocupación del municipio ocurrida en junio pasado y comandada por ATE, en demanda de mejoras salariales.

Pero Sapag y sus colaboradores fueron enfáticos en señalar que sus denuncias no apuntaban al sindicato como institución, sino a un «grupo minúsculo», que «no ha entendido nuestro mensaje de diálogo pero también de firmeza, responsabilidad y compromiso con el conjunto de la comunidad de San Martín de los Andes. Este no ha sido un atentado a un gobierno sino al municipio, a todos los sanmartinenses».

Desde el 3 de junio, en fechas coincidentes con el conflicto de los municipales, las autoridades realizaron 15 denuncias por actos intimidatorios, amenazas y vandalismo. Entre otras acciones, dijeron que hubo cortes de líneas telefónicas, violación de correo electrónico y amenazas por esa vía, corte de cables de electricidad, pedradas a domicilios de funcionarios, daños a vehículos municipales y a automóviles particulares, como el del secretario de Gobierno, Carlos Saloniti. Precisamente, Saloniti también denunció por «amenazas agravadas» a un conductor de la radio comunitaria Pocahullo.

Además, Sapag dijo que su vivienda tiene custodia policial a raíz de acciones vandálicas y amenazas. «No entienden que estamos convencidos de lo que estamos haciendo; tenemos el respaldo del 65% del electorado que eligió a este gobierno, y no vamos a ceder a las presiones y las amenazas», dijo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El incendio de la intendencia fue un atentado