El invierno "más nevador" de los últimos 30 años

Un licenciado en Ciencias de la Atmósfera contó que las últimas nevadas derribaron las torres de tendido eléctrico en la zona de El Escorial, en el norte de Chubut. Fueron construidas en los 70 y desde esa época hasta ahora, no hubo un fenómeno tan intenso para poder voltearlas.



Foto: archivo

Foto: archivo

“Probablemente sea el año más nevador de los últimos 30 años”. Ezequiel Marcuzzi, licenciado en Ciencias de la Atmósfera, recalcó que pese a los escasos registros meteorológicos en la Patagonia, basta hablar con los pobladores.

“Hay estaciones meteorológicas oficiales que uno puede consultar y hay mapas del Servicio Meteorológico nacional que muestran precipitaciones níveas por encima de lo normal. La temperatura en el arranque del invierno también está por debajo de lo normal”, planteó Marcuzzi, que trabaja para el Ministerio de Ambiente de Nación, con base en Esquel.

Consideró que la situación “es bastante atípica, los modelos meteorológicos no lo advertían pero además, no encontré otro caso parecido de acá a 30 años para atrás”. Se refirió a la región de Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz donde hay zonas que aún permanecen cubiertas de nieve.

En relación a las últimas nevadas, puso como ejemplo que “la nieve tiró las torres de tendido eléctrico en la zona de El Escorial, en el norte de Chubut. Esas torres fueron construidas en los 70 y desde esa época hasta ahora, no hubo un fenómeno tan intenso para poder voltearlas”. Se refirió también a la avalancha en el centro de esquí La Hoya en Esquel y en el sector norte del cerro Catedral.

Describió como “llamativa” la frecuencia de las nevadas, muy por encima en relación a otros años. “En el 2017, en Esquel cayeron 50 centímetros de nieve pero se derritió rápido. En esta oportunidad, llevamos muchos días de nevadas y heladas, al igual que en la estepa”, destacó.

En el caso de la estepa, describió que “la situación meteorológica fue bastante particular”: “llegó humedad del norte, con viento persistente del este y aire frío desde el oeste por arriba de la cordillera. Ese combo fue una tormenta perfecta para generar nevadas de las que todavía hay consecuencias”.


Comentarios


El invierno "más nevador" de los últimos 30 años