El mal tiempo en el norte neuquino dejó aisladas a unas 30 familias

El temporal de viento y nieve sigue azotando a los sectores más alejados del norte neuquino. Unas 30 familias del paraje Butalón quedaron incomunicadas por la destrucción de los caminos por la lluvia y acumulación de nieve. En Andacollo y las Ovejas preocupa la falta combustible.



HUINGANCO/ CHOS MALAL (ACHM)-Mientras en Chos Malal las condiciones climáticas mejoraron, registrándose sólo un intenso frío, el mal tiempo continuó ayer en todo el norte neuquino, especialmente en las localidades del departamento de Minas. Unas 30 familias del paraje Butalón, en las cercanías de Huinganco, se encontraban aisladas, dado que los dos accesos permanecían bloqueados por cortes y nieve.

En Huinganco -donde el tiempo se presentaba inestable, con lluvias, nieve y heladas- el intendente Rolando Figueroa, expresó su preocupación por la situación de estas familias incomunicadas, al tiempo que confiaba en que hoy la Dirección Provincial de Vialidad pueda despejar al menos uno de los accesos al lugar para poder asistir a la gente.

Si bien se trata de caminos precarios y no de rutas provinciales, la reparación de las vías es vital para Butalón, explicó.

Las accesos a la localidad por Las Ovejas y Huinganco al paraje Butalón se encontraban bloqueados por la nieve y otros problemas ocasionados por el mal tiempo en diversos tramos.

La crecida del río Neuquén arrasó con las obras que se estaban realizando en el camping de Charra Ruca, un lugar muy utilizado por los vecinos de Huinganco y turistas.

En este lugar el municipio había realizado mejoras tales como parrillas, pasarelas, estacionamientos y canchas para el práctica de distintas disciplinas, pero la crecida del río destruyó por completo el lugar.

El desborde del río Neuquén también trajo aparejados inconvenientes en la ruta provincial 39 entre Huinganco y Andacollo, principal vía de comunicación entre estas localidades. Según lo informado por Figueroa, las aguas del río llegaron a varios tramos de la ruta, lo que sumado a los cañadones naturales que existen en el lugar, provocaron la intransitabilidad del camino.

Esperan gas y leña

En Andacollo y Las Ovejas, se registraban fuertes nevadas y la falta de gas preocupaba a las autoridades comunales.

Se esperaba al cierre de esta edición la llegada de un cargamento con cilindros de gas para abastecer a estas localidades afectadas desde hace varios días por los temporales.

Para estas localidades, muy cercanas a la Cordillera del Viento, el gas envasado, al igual que el kerosene y la leña son elementos indispensables, dado que no cuentan con redes de gas para calefaccionar sus hogares y realizar quehaceres doméstico como la cocción de alimentos.

Andacollo tiene su red de gas, pero apenas el 40% de sus pobladores se encuentran enganchados a la red. También en Las Ovejas cuentan con la planta, pero la red de distribución aún no está construída.

Vicente Godoy, intendente de Las Ovejas se mostró esperanzado en que hoy puedan contar con el gas envasado.

Por otra parte, los temporales originaron trastornos en otras rutas provinciales, tal es el caso de la 37 entre Los Barros y el Parque de Nieve del cerro Wayle, que no pudo operar por el viento blanco y la nieve que la dejaron intransitable. Se esperaba para que para hoy los equipos viales pudieran despejar esta vía y que residentes y turistas pudieran arribar al lugar y disfrutar de los deportes invernales.

Las restantes rutas se encontraban transitables con precaución y se recomendaba el uso de cadenas por la cantidad de nieve y barro en la calzada.

En tanto en Chos Malal, el tiempo se presentaba inestable. Si bien las lluvias habían cesado, durante todo el día se hicieron sentir fuertes ráfagas de viento y un intenso frío.

Murió aplastado por el techo

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un poblador rural murió ayer al resultar aplastado por el techo del galpón donde vivía, que se derrumbó por efectos de la intensa nevada.

La policía tuvo enormes dificultades para acceder hasta el lugar del trágico accidente. Luego de un primer intento frustrado lo consiguió pasado el mediodía con auxilio de los bomberos, que dispusieron para el operativo de un vehículo Unimog.

La víctima fue identificada como Nicanor Castillo, de 65 años, quien vivía solo en un campo ubicado en el valle del alto río Ñirihuau. El lugar se encuentra a 48 kilómetros al sudeste de Bariloche y hasta allí se llega por una huella prácticamente intransitable en esta época del año.

Castillo al parecer se disponía a acostarse en su humilde vivienda, cuando se desplomó el techo de tirantería y chapas y lo mató en forma instantánea. Las evidencias recogidas en el lugar demostrarían que la desvencijada estructura cedió ante el peso de la nieve. El primer aviso lo recibió la policía a través de un mensaje captado por un radio taxi, que habría sido emitido en la mañana de ayer por un vecino de Castillo.Al internarse por el camino que lleva al Alto Ñirihuau, la patrulla que acudía al lugar comprobó que en un vehículo común nunca llegarían. Horas después y con ayuda de los bomberos pudieron rescatar el cuerpo.

El lugar donde se halla la construcción estaba cubierto por un manto de nieve de unos 40 centímetros.

Esta es la cuarta víctima que produjeron este año las inclemencias climáticas en la región.


Comentarios


El mal tiempo en el norte neuquino dejó aisladas a unas 30 familias