El neuquino que vio campeón a Messi en el Maracaná: ''parecía un cumpleaños''

Mauricio vive en Brasil hace ocho años y tuvo su propia revancha en el mítico estadio, donde vio a Argentina campeón.




Solo 2.000 argentinos pudieron estar en el Maracaná en la noche histórica en la que Messi levantó la Copa América. El neuquino Mauricio Oliva, que hace ocho años vive en Rio de Janeiro, fue uno de ellos.

El sábado 10 de julio disfrutó de un momento inolvidable y, al igual que el equipo, tuvo su propia revancha.

En 2013, Mauricio se fue a Brasil para participar de un intercambio de tres meses mediante una ONG. Al poco tiempo encontró trabajo y ya pasaron ocho años de su partida. Ahora se levanta todos los díasen el famoso barrio de Copacabana, muy cerca del estadio donde siete días atrás Lionel Messi logró alzar su primera copa con la Selección.

Al igual que algunos de los futbolistas de la selección, tuvo su propia revancha. Claro, en 2014 él ya vivía en Río de Janeiro pero en aquella ocasión no pudo comprar los tickets para la final con Alemania y vivió el partido desde afuera.
“Las entradas eran muy caras, en esa época Brasil estaba muy caro, así que vi el partido afuera del Maracaná y con mucha tristeza. Siento que ahora, al igual que a Lio y a todo el país, me tocó mi revancha”, le contó Mauricio al programa “En eso estamos” de RN Radio.

Justo una semana atrás, el neuquino vivió una noche épica desde adentro. “Fue una locura todo. Desde el jueves a la tarde que se rumoreaba que se iba a poder ingresarcon acreditaciones para residentes, pero no pensábamos que podíamos ser participes, y encima que fue gratis”, detalló.

Conseguir la entrada no fue fácil. Aquellos rumores más tarde se hicieron realidad, aunque fue necesario hacerse de paciencia porque no logró tener su acreditación en la mano hasta horas antes del partido. “Luego de algunos pasos burocráticos y políticos internos de Brasil, el sábado logré conseguir la acreditación. Fui a la cancha cerca de las 14, me dieron la entrada, de ahí volví feliz a casa me di una ducha, hice la previa y volví al estadio”, contó.

En cuanto a cómo se vivió la final, comentó: “el estadio parecía un cumpleaños, el Maracaná no tenía nada de gente y al principio había una sensación de vacío muy grande, pero creo que como hinchas nos hicimos notar y también lo pudimos disfrutar. Después de unos días me di cuenta tuve una visión privilegiada de disfrutar ese momento histórico”.

En sus ocho años viviendo en Rio de Janeiro, Mauricio encontró un trabajo en el que también disfruta de otros eventos significativos del mundo del deporte. Está al frente de una empresa de turismo y hoteleria (www.linkhouseRio.com) que, desde 2014, se encarga de alquilar departamentos para turistas.
Gracias a ello, también pudo trabajar durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y en el Mundial de Rusia 2018. Ahora, vive en Copacabana y pudo ser parte de la conquista argentina en el Maracaná.


Comentarios


El neuquino que vio campeón a Messi en el Maracaná: »parecía un cumpleaños»