El nuevo frente ya tiene recetas y cocina lento

El Valle Medio reunió a Rosso, Salto y Sarandría. Diseñaron tácticas e intentarán sumar a Mendioroz.



Rosso: por afuera del PJ.
Sarandría: por afuera de la UCR.
Salto: afuera de Cipolletti… en busca de Mendioroz
CIPOLLETTI (AC).- La nueva coalición entre radicales, peronistas, el MPP, independientes avanza a pasos firmes. “Este espacio no se constituye para unirse contra algo o alguien en especial. Muy por el contrario pretende ser un espacio fraterno y creativo que permita un flujo de ideas y propuestas para llevar adelante un proyecto de cambio en la provincia que termine con tantos años de desencuentros y frustraciones”, dice uno de los párrafos de un documento aprobado en el Valle Medio y que contó con el apoyo concreto del referente justicialista Eduardo Rosso; del líder del MPP, Julio Salto; del radical Ricardo Sarandría y de Ricardo Epifanio, representando a sectores independientes.

El ARI, por medio de su máximo exponente, Guillermo Wood, hizo aportes al texto, según se supo, pero aún no definió su participación porque el tema será evaluado por un plenario de ese partido en plazo mediato.

También es consecuente con esta idea uno de los mentores de Opción Radical, Bautista Mendioroz. Precisamente hoy estará Salto en Viedma para reunirse con el vicegobernador y evaluar todas las alternativas que permitan sumarlo al proyecto. “Con Mendioroz tenemos muchas cosas en común. Nos unen trabajos conjuntos e ideas afines sobre cómo producir un cambio en Río Negro”, sostuvo Salto durante un encuentro realizado con afiliados al MPP.

Lo que nadie desconoce es la especial situación de Mendioroz en el marco de la interna del radicalismo. Por eso dentro del nuevo espacio coinciden en que hay que darle tiempo. De todas maneras trascendió que hoy en Viedma Salto tratará de sellar un preacuerdo que involucre al vicegobernador.

El documento base de la coalición -que será objeto de más precisiones, porque no es un texto definitivo- pone de relieve que el proyecto “jamás caerá en la complicidad y en el encubrimiento”.

“No aceptaremos jamás ningún pacto de impunidad. Ninguno de quienes impulsamos esta iniciativa quisimos sumarnos a propuestas de alianzas o frentes que se conviertan en fuerzas de choque y en usinas de agravios. Preferimos el arduo camino del llano, la austeridad y la convocatoria amplia al del amontonamiento para llegar a cualquier precio”, resalta.

Desde el Estado -se señala en otro párrafo- “es el tiempo de la sana administración, la austeridad, el orden y la jerarquización de todos aquellos que abrazan la función pública y el empleo con vocación de servicio”. Apunta la coalición a “erradicar el partidismo y el clientelismo político” y pregona que la administración pública “nunca más debe ser bolsa de colocaciones ni botín de guerra de quienes triunfan en las elecciones”.

En un apartado importante el documento referencia que “se viene el tiempo social, el de la producción, la industria, la innovación, el comercio. Todo bajo el signo del trabajo. Sin trabajo no hay dignidad, ni provincia ni futuro”. Luego proclama que las actuales ventajas comparativas que ofrece la provincia “con su claro sesgo exportador, su inagotable fuente de recursos naturales y productivos y su desarrollo científico y tecnológico deben ser los puntos salientes de la agenda que deben recuperar y repasar la dirigencia política con los rionegrinos”.

“Aspiramos a encender los motores de un círculo virtuoso sostenido en la creación de trabajo sustentable, producción genuina y ejercicio transparente del poder”, consigna el documento que estaría siendo la base programática de la nueva coalición rionegrina.


Comentarios


El nuevo frente ya tiene recetas y cocina lento