El nuevo tramo del Paseo Costero saldrá $425 millones

Ocho meses demandará la puesta en marcha del nuevo tramo entre Linares y Tronador. El proyecto es extenderlo hasta la confluencia de los ríos. Las obras arrancan mañana.



El nuevo recorrido tendrá la misma estética que el trayecto ya construido.Tendrá sendas peatonales y bicisendas.

El nuevo recorrido tendrá la misma estética que el trayecto ya construido.Tendrá sendas peatonales y bicisendas.

Más de 425 millones de pesos demandará la puesta en marcha del nuevo tramo del Paseo Costero sobre el Limay, desde Linares hasta la Confluencia.
Según informó el intendente Mariano Gaido, involucrará una ejecución de obra que se extenderá unos 8 meses y que tendrá la misma impronta que los anteriores tramos: un sector de rambla, paseos peatonales, bicisendas, sectores de descanso e iluminación.

Está en estudio aún si el área de Linares y el río podrá continuar como sector de bañistas, frente al centro recreativo de los bancarios y del complejo de Educación de provincia. Actualmente es una zona que no está autorizada, pero que se llena de veraneantes.

Los detalles del nuevo tramo, serán revelados en la semana, con varios anuncios vinculados a volcar el turismo hacia el río, dijo el jefe comunal.
“Es como tener las Cataratas y que no se conozcan”, dijo ayer al bajar de un gomón en el río Limay junto a un grupo de funcionarios tras una “flotada” por el río Limay.

El objetivo fue analizar las potencialidades comerciales y turísticas de la costa, con la idea de extender el Paseo Costero (anunciado por Gaido desde que asumió) hasta la Confluencia e inclusive incursionar sobre la ribera pero en dirección aguas arriba del río Neuquén.
Actualmente es toda zona agreste y casi de acceso privado en varios sectores.

El colectivo entre el aeropuerto y la terminal era un servicio que faltaba y arrancará este lunes. Será punto a punto, desde la puerta del aeropuerto hasta la entrada de la terminal, por calle 12 de septiembre”.

Mariano Gaido es el intendente de Neuquén capital.

Fue notoria la modificación del sendero costero que había desde Obrero Argentino y Limay hasta el tramo de la ribera en el que se puede observar, a simple vista, el encuentro del Limay con el río Neuquén.

El sector sólo permitía el paso peatonal y fue modificado a una huella de mayores dimensiones que se interna por una formación de península hasta la zona de curva en la que se puede observar ambas correntadas que confluyen hacia el este: la que llega de la zona de Añelo y Vaca Muerta por el dique Ballester, y la que desciende de la presa El Chocón.

Los sábados a las 18, la municipalidad continúa realizando visitas guiadas por el lugar.
“Esta obra que se inicia el lunes de la extensión del Paseo Costero hasta calle Tronador, es un lugar precioso. Hay que conocerlo. Disponemos de un año y medio para hacer las obras necesarias en la confluencia de los ríos para aprovechar este espacio”, sostuvo el jefe comunal.

Señaló que para disfrutar el espectáculo natural del encuentro de los dos ríos sólo se requiere de infraestructura: iluminación y mejoras para recorrer la costa en bicicleta, a pie o en auto. Señaló que se le dará el estatus de “área natural protegida” para asegurar el cuidado del ambiente.


Comentarios


El nuevo tramo del Paseo Costero saldrá $425 millones