«El otoño de 'Berni'»





La muerte de Bernardo Neustadt -periodista de raza como él se definía (a falta de título habilitante)- reveló que ya no era el de antaño. Supo ostentar y explotar su momento de gloria bastante extenso (toda la 2da «Década Infame») como aliado, promotor, apologista, justificador y hasta confesor del entonces presidente Menem.

Fue enorme su presencia en los medios, muy lejos del oscuro rincón periodístico al que últimamente estuvo relegado.

Por aquel entonces un episodio anticipó su destino cuando dijo que Diego Maradona era un mal ejemplo para la juventud y Fito Páez le respondió en una carta abierta que al contrario de quien criticaba, de él (Neustadt) nadie se acordaría. Parecía inconcebible tal sentencia en su época dorada pero sucedió, quizá por jugársela demasiado apoyando el modelo menemista y por defender casi todo lo que provenía de ese costado ideológico; o la culpa la pudieron tener sus frases hechas que de tanto repetirlas el significado de las mismas terminó siendo poco menos que una banalidad. El suyo es un típico caso de derrotero pendular: del pináculo al ocaso.

«Triste, solitario y final» podrían titularse los últimos años de este personaje o «No me dejen solo», estampado en su libro homónimo como si se tratara de una profecía autocumplida.

 

Alcides R. Jacob, DNI 12.649.939

Cipolletti


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«El otoño de 'Berni'»