El parque industrial de Viedma espera por su ampliación

Crece la demanda para nuevas radicaciones. Aserraderos, fábricas de caños y agroindustrias figuran en la lista.



1/2

2/2
En el futuro se duplicará la extensión del lugar.
Foto  : Marcelo Ochoa

En el futuro se duplicará la extensión del lugar. Foto : Marcelo Ochoa

El gobierno provincial autorizó la enajenación de 25 hectáreas de tierras aledañas al Parque Industrial de esta capital con el propósito de duplicar la capacidad de radicación de firmas comerciales y empresas en ese sitio.

Esta incorporación por Ley N° 5.366 obedece a un pedido de Ente de Reconversión del Parque Industrial (Enrepavi) bajo el argumento de que las actuales tierras se han agotado y la demanda para las nuevas radicaciones “es incesante”, de acuerdo a sus directivos.

El planteo es que existen requerimientos para instalar proyectos de diferente matriz productiva como aserraderos, agroindustrias, fábricas de caños y hasta un astillero para embarcaciones de fibra de vidrio.

“Sabemos cómo está la situación pero nosotros tenemos que cumplir con la demanda y pensar en el futuro porque de nada sirve esperar que se reactive la economía para estar en condiciones, sino que debemos estar preparados”, explicó a “Río Negro” el titular de ese organismo, Mario Macre, en relación al proyecto de seguir avanzando.

Dijo estar conciencia del “momento complicado” pero “debemos lograr beneficios como para que haya más radicaciones de empresas” porque hasta ahora funcionan actividades que son acordes a la economía de la ciudad.

En números

55
Las firmas radicadas en el predio de 25 ha. Son 500 ocupantes entre propietarios, obreros y cuentapropistas.

Macre consideró importante las gestiones que se desarrollaron recientemente para reactivar una fábrica de ladrillos cerámicos paralizadas, y también reconoció como que está pendiente la tramitación de rebajas impositivas porque “hoy no la tenemos, y si bien para algunas firmas comerciales no significa mucho, para las empresas grandes sería importante”.

Paralelamente, admitió que hay lotes vacíos porque “es posible a que alguno le haya ido mal, y son propietarios”, a la vez que aclaró que para el futuro “gestionaremos ante  el Municipio y el Concejo Deliberante capitalino la posibilidad de poner en marcha una tasa para cobrarle a los terrenos improductivos y así ir regularizando el funcionamiento”.

En cuanto a nueva infraestructura, el directivo mencionó que durante una reunión con el gobernador Alberto Weretilneck en la que se acordaron los términos de la Ley 5.366 surgió la posibilidad de que existan aportes oficiales de los remanentes del Plan Castello.

Es que años atrás, se había solicitado al gobierno nacional un aporte para la construcción de desagües pluviales dentro del régimen de Parques Industriales, pero la actual gestión nacional paralizó los fondos.


Comentarios


El parque industrial de Viedma espera por su ampliación