El plan B en Río Negro para la vuelta a clases en medio de la pandemia

En Río Negro proponen que las escuelas funcionen como centros de consulta para los padres y que los chicos no asistan aún.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Para los referentes de Educación es riesgoso que vuelvan las clases en forma presencial y buscan alternativas.

La pandemia se presenta como todo un reto para el sistema educativo, y como son muchas las preguntas y debates en torno a la vuelta a las aulas, una de las ideas más claras que flota en el aire de Río Negro es que los edificios escolares funcionen como centros abiertos, siempre que no se necesiten para albergar potenciales enfermos de covid 19.
Se busca cuidar a los chicos de regresar a las aulas ya que sería riesgoso por la crisis sanitaria debido al coronavirus.

Este enfoque surgió luego de las últimas conversaciones que el Ministerio de Educación mantuvo con la Unión Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter). La propuesta contempla establecer esas unidades a fin de que concurran docentes en forma alternada, los padres puedan retirar tareas de los alumnos, y paralelamente concentrar tutorías de clases.
“Sería otro formato hasta que se pueda retornar a la presencialidad, y si no volvemos, las escuelas pueden abrirse medianamente y los docentes pueden ir haciendo otro tipo de trabajo”, reveló a Río Negro una alta fuente gubernamental.

La operatividad de los días de funcionamiento sería de modo alternativo tomando en cuenta que a muchos padres se les dificulta la tarea comunicativa, con lo cual esta posibilidad, de acuerdo a los argumentos oficiales, “ayudará más”.

En los ámbitos educativos se sigue de cerca la evolución de la pandemia. “El panorama es cada vez más complejo, y se había pensado en setiembre pero de hecho (para un determinado retorno), en Bariloche no podremos volver (a la presencialidad), además está muy difícil la situación en el Alto Valle por la gran cantidad de docentes y estudiantes con mucha movilidad territorial, y ahora se suma la Zona Atlántica”, se indicó.

En ese sentido, las fuentes admitieron que “ se habla con los intendentes y no quieren abrir, en Bariloche, las proyecciones que dio un médico del hospital es preocupante, no nos animamos a poner un docente en la escuela, no vamos a arriesgar, y debemos tener mucha prudencia porque no queremos que ni los docentes, chicos o porteros se enfermen”.

Continuarán debatiendo el protocolo sanitario, y también el protocolo pedagógico tomando en cuenta que en los próximos días sesionará el Consejo Federal de Educación. Este encuentro interministerial por zoom tiene previsto aprobar resoluciones con el propósito de profundizar los temas de la continuidad pedagógica.
Asimismo, hubo coincidencias sobre la creación de un Comité de Emergencia sanitario, y que el Protocolo sanitario sea “abierto, flexible e integral”.

Acuerdo por $ 6.200

El sindicato docente exigió en la última Paritaria una recomposición salarial urgente acorde al proceso inflacionario; la necesidad de actualizar el monto de movilidad y de la Asignación Familiar. Requirió el pago del Sueldo Anual Complementario (SAC) en una cuota y se señaló que la fórmula unilateral y arbitraria además de ilegal, no contempló sumas remunerativas y no remunerativas del salario docente.

Luego de las arduas y extensas negociaciones en curso y una nueva oferta, el plenario de secretarios generales aprobó la propuesta del ministerio de Educación de abonar un adicional de $ 6.200 para cubrir gastos de conectividad a internet, con el propósito de permitir cumplir con la tarea docente. Este adicional se pagará en cuatro cuotas de 1.550 y será percibido por todos los docentes rionegrinos con los haberes de agosto, setiembre, octubre y noviembre. En principio la propuesta gubernamental contemplaba un pago de 5.000 a pagar en cinco cuotas, que luego ante el reclamo del gremio fue incrementado a 6.200 a pagar en cuatro cuotas.


Comentarios


El plan B en Río Negro para la vuelta a clases en medio de la pandemia