El plazo fijo no rinde



NEUQUÉN (AN).- Los 370 millones de pesos que quedan de la colocación de los bonos emitidos en dólares por Sobisch están depositados a plazo fijo en tres bancos pero la renta que consigue el Estado ni siquiera cubre la actualización financiera de las obras públicas financiadas con esos papeles, cuyas asignaciones crecen cada vez que la inflación acumulada es superior al 2 por ciento.

A pesar de los anuncios del gobernador Jorge Sapag sobre el reconocimiento de precios diferenciales para el crudo que se produce en la cuenca Neuquina, llamado Medanito, las regalías se liquidan sobre la base de una remuneración de 43 dólares por barril, uno más que el precio de corte nacional de 42 dólares (por efecto de las retenciones a las exportaciones de petróleo crudo del gobierno nacional).

El dinero de los bonos está en plazos fijos del Banco Provincia de Neuquén (200 millones de pesos), Deutsche Bank (70 millones) y Makro (98 millones de pesos).


Comentarios


El plazo fijo no rinde