Lugares Personajes Yo Como

El reto que vivió el cocinero regional Juan Solorza en una master class en Perú

Juan Solorza, cocinero de Catriel con amplia trayectoria en toda la región, acaba de llegar de Perú, feliz de lo vivido allá la última semana, cocinando y cosechando uno que otro premio más.

En Lima Juan dio clases de cocina argentina para la Asociación de Restauradores Marinos y Afines del Perú, donde fue galardonado con el premio Miradas por su contribución al desarrollo de la actividad turística, gastronómica y cultural.

Por otro lado, en Cusco, participó de un concurso de plato fusión, donde se llevó “la cuchara de oro”. Contento, recién llegado a sus pagos, habló con Yo Como, de esta experiencia.

“En la master class de Cusco tuve que preparar un plato fusionando productos locales con productos patagónicos. Ese era el desafío de los concursantes que allí estábamos. Para ello en principio hice un relevamiento con productores y cocineros locales para aprender, probar y estudiar dichas materias primas. La fusión de un plato no es solamente mezclar productos y hacer una ensalada sino implica tener un conocimiento de ellos y lograr luego maridarlos en armonía para que de esa fusión ocurra algo interesante”, cuenta Juan.

Juan Solorza, uno de los cocineros más consolidados de Río Negro

“Mi plato para el concurso fue una trucha arcoíris curada con sal de maras, emulsión de limón andino y eneldo. Caviar de cushurus y merken (alga recolectada en ríos a 4000 mts de altura) y crocante de piel de trucha. La guarnición principal fue una causa (plato típico peruano) al que le agregué harina de coca tostada y rellena con ricotta, solomillo de cerdo ahumado y morillas glaseadas con vermouth y miel sobre una tostada de masa madre”.

¿Enseñanzas que te dejó esta semana en Perú?

Conocimiento de productos y técnicas de uso. El ida y vuelta con los colegas chilenos, peruanos y brasileños fue increíble. Nadie se guardó nada. El intercambio de conocimientos funcionó a full. Por otro lado, el plato fusión que logré fue increíble dada la cantidad y calidad productos de diversos ecosistemas con los que cuenta Perú.

De esta experiencia, más allá del premio, lo más importante que me traje es la adquisición de nuevos conocimientos de una gastronomía muy ligada al uso de productos de primera mano y que revaloriza siempre sus platos ancestrales. Después de todo, la gastronomía es una parte muy importante en la cultura de un país, ¿verdad?

Con las banderas de Río Negro y de la Fundación Cocina Patagónica, en uno de los sitios más emblemáticos de Perú. "Quiero mucho esta foto", comenta Juan Solorza.

Comentarios


Más Especiales

El reto que vivió el cocinero regional Juan Solorza en una master class en Perú