El Río Aluminé vibró con un certamen de talla global

Aluminé, Villa Pehuenia y Moquehue recibieron la primera edición realizada en Latinoamérica. El evento estuvo a la altura y fue uno de los más destacados del deporte regional en 2018.



1
#

Las aguas de los ríos Aluminé y Ruca Choroy demostraron porque fueron elegidas como sede. La claridad y la velocidad del cauce garantizaron que cada prueba sea entretenida incluso para los menos entendedores de la disciplina. Las localidades neuquinos tuvieron el honor de recibir el primer Mundial de la historia en Latinoamérica.(Foto: oscar livera )

2
#

La gente no quiso perderse el evento y se acercó a ver y alentar a los deportistas locales. Una región que de por sí tiene tradición en el Rafting logró tener el máximo certamen a nivel mundial, una oportunidad inmejorable para tenerlo cerca y mostrarle a los extranjeros las opciones turísticas y los increíbles paisajes de la zona.(Foto: oscar livera )

3
#

Desde el día de la presentación, las delegaciones de los 23 países que participaron se relacionaron fraternalmente con sus colegas. El clima de fiesta y alegría que mantuvieron hizo que el certamen sea aún más pintoresco y ameno.(Foto: oscar livera )

4
#

Las chicas del Sub-19 argentino brillaron durante toda la competencia y se alzaron con la medalla dorada. Los varones también fueron primeros en esa categoría. Además, el Máster masculino y el Sub-23 femenino fueron segundos y terceros.(Foto: oscar livera )

Mundial de Rafting

En un año mundialista en varios deportes, la provincia de Neuquén se dio el lujo de tener uno en sus pagos.

El Mundial de Rafting tuvo una histórica edición, por primera vez en el continente, en Aluminé, Villa Pehuenia y Moquehue entre el 4 y el 10 del pasado noviembre.

Respecto a la competencia, la delegación argentina superó las expectativas y logró meter cuatro de los equipos que participaron en el podio final. En la categoría Sub-19, además, logró la medalla dorada en masculino y femenino.

El público acompañó en cada día del certamen en los ríos Aluminé y Ruca Choroy. Lo atractivo de las distintas pruebas invitó a propios y extraños a disfrutar el certamen.

El clima mostró todo lo que la región pre-cordillerana puede tener. Lluvias, temperaturas oscilantes y algo de viento marcaron la semana.

La camaradería entre los competidores fue notable. Los representantes de los 23 países que vinieron se respetaron y congeniaron de la mejor manera. La idiosincracia cultural de cada uno no fue una barrera para relacionarse.

La organización cumplió una buena labor a partir de los 100 jóvenes voluntarios, provenientes de las ciudades involucradas, que ayudaron a que no se escape ningún detalle.

La limpieza y claridad del agua fue destacada con sorpresa y admiración por los deportistas extranjeros.

Las dudas que podía haber en la previa sobre la capacidad de los anfitriones se disipó rápidamente. No quedaron dudas que la elección de la sede no fue un error.

Fueron 23 los países que participaron del Mundial, con 65 equipos y unos 200 deportistas. Las categorías fueron Open, Master, Sub 23 y Sub 19.

Datos

Fueron 23 los países que participaron del Mundial, con 65 equipos y unos 200 deportistas. Las categorías fueron Open, Master, Sub 23 y Sub 19.

Comentarios


El Río Aluminé vibró con un certamen de talla global