El sistema de salud neuquino está debilitado

El conflicto en el ADOS agudizó los problemas en los hospitales



NEUQUEN (AN).- Con el policlínico ADOS funcionando a media máquina y el hospital Castro Rendón sin poder operar por la construcción de los quirófanos, el sistema de salud en esta provincia se debilitó en los últimos días.

El subsecretario de Salud de la provincia, Fernando Gore, lamentó la situación del ADOS porque “es una entidad de dilatado prestigio en la zona que cuenta con excelentes recursos humanos”. El funcionario reconoció que el conflicto repercute en el área de salud pública y privada, pero opinó que la crisis en el sistema de salud de la provincia no arranca con la crisis del ADOS sino que viene desde hace unos tres años.

Según Gore, la seguridad social en la Argentina está pasando por un momento difícil. “Hay unas 220 obras sociales en el país, pero muy pocas están saneadas”, dijo. La situación genera un masivo vuelco a los hospitales públicos que sobrecarga el funcionamiento de los nosocomios, añadió.

El conflicto del ADOS es fiel reflejo de esa situación con una deuda que asciende a los 12 millones de pesos y con un concurso de acreedores sobre sus espaldas.

El ADOS hoy está practicamente paralizado por el conflicto que desde hace un mes sostienen los profesionales de la entidad con los directivos del sanatorio que conduce el sindicalista Vernardino Herrera. El complicado panorama de la entidad deja al servicio de salud neuquino con 90 camas menos, 13 de las cuales corresponden a la delicada área de terapia intensiva.

En relación a este tema, el gerente de atención médica del hospital Heller, Esteban Santanara, indicó que hay una superpoblación en la atención ambulatoria de ese centro asistencial.Santanara comentó que la concurrencia al centro de salud registró un aumentó importante en el mes de octubre. “En el área de internaciones llegamos a tener índices de atención muy altos”, puntualizó.

Afirmó que el hospital está bien acondicionado para atender a los 50.000 habitantes del sector. “Con lo que tengo me alcanza y me sobra”, dijo. Pero esos índices óptimos de atención pueden verse afectados si persiste el conflicto en el ADOS.

El director del hospital Castro Rendón, Fernando Leonfanti, señaló que la crisis del ADOS no se notó mucho en el nosocomio que conduce porque fue un conflicto que se desarrolló durante varios días y hubo tiempo para reprogramar el trabajo.

Sin embargo, lamentó la situación que padece el policlínico y opinó que “ninguno de los establecimientos puede sustituir a otro y nosotros (por el Castro Rendón) no podemos prescindir de sanatorios con camas.

En relación a los inconvenientes provocados por el cierre de los quirófanos del ADOS, donde personal del Castro Rendón estuvo operando hasta mediados de octubre, Leonfanti señaló que se sintió menos porque se está operando en el Heller y la Clínica Pasteur.

Los cuatro quirófanos que posee el Castro Rendón están inutilizados desde marzo por refacciones. Desde el Centro de medicina integral del Comahue (CMIC), Miguel Fernández Cánepa, miembro del directorio, señaló que a pesar de que el sanatorio está con su capacidad operativa al máximo la crisis del ADOS no los perjudicó.

Los riesgos que corre el PAMI

NEUQUEN (AN).- El jefe de prestaciones médicas del PAMI, Antonio García, señaló que la crisis del ADOS “genera más trabajo para mantener la oferta de servicios y mayores riesgos ante una eventual desinteligencia”. García indicó que “los pacientes que permanecían internados en el policlínico se reubicaron en otros establecimientos”.

Desde Intersalud -la gerenciadora del PAMI- el gerente de prestaciones, Carlos Freire, afirmó que el problema del ADOS no fue traumático para los afiliados. Intersalud maneja las prestaciones médicas de unos 22.500 asociados del PAMI en toda la provincia y cerca de 10.000 en la ciudad de Neuquén.

Comentó que el inconveniente de no poder atenderse en el ADOS es más afectivo que técnico dada la infraestructura sanitaria en Neuquén.Destacó que de acuerdo al convenio suscripto con Salud Publica, la gente puede optar por atenderse en una institución pública o privada. “Cuando ADOS comenzó con los inconvenientes muchos afiliados se empadronaron en el Heller”, dijo Freire.

El problema hasta ahora está contenido porquela crisis del ADOS coincidió con lo que los médicos denominan la “temporada baja”.


Comentarios


El sistema de salud neuquino está debilitado