El talento literario de Río Negro tuvo su homenaje

Tres estudiantes de la región fueron reconocidas con la publicación de sus cuentos en una antología digital promovida por Itaú. Será publicado en marzo.





No quedan dudas de que el talento literario en la región es alto, pero por si hiciera falta reconfirmarlo, exponentes valletanas volvieron a dejar su nombre bien alto. Es que tres estudiantes rionegrinas fueron reconocidas por el Ministerio de Educación y Derechos Humanos de Río Negro y la Fundación Itaú, con la publicación de sus cuentos en una nueva Antología Itaú de Cuentos Digitales.


Dentro de esta 11° edición del evento, se enviaron más de 4.100 propuestas de cuentos, y de estos 1.848 pertenecieron a la categoría Sub-20. No solo eso: las producciones llegaron desde Argentina, lógicamente; pero también desde Uruguay y Paraguay, otros de los países que participaron.

Además, sobre estas más de 4 mil propuestas, hubo 30 cuentos que salieron directamente desde Río Negro, con sello de calidad local. Y al parecer, sello certificado: tres de estos sobresalieron y causaron satisfacción en el jurado.

Las autoras rionegrinas que obtuvieron su reconocimiento fueron Catalina Paz Díaz, de la Escuela Técnica N°12 de Sierra Grande, gracias a su cuento “La pintura en la pared”; Sofía Raffaele, del Colegio Secundario Qmark de Bariloche, por su cuento “La promesa”; y Lanxin Zheng, del colegio Sunrise School de Cipolletti, por su cuento “Atrapar o ser atrapado”. Este último, además, continúa compitiendo en el concurso con la posibilidad de ganar una Tablet y ser antologado a nivel internacional. Los tres cuentos serán publicados en la Antología Itaú de la Patagonia, que se lanzará en marzo próximo.

El evento de Itaú contó con la participación y la presidencia de la Directora General de Educación, Ministerio de Educación y Derechos Humanos de Río Negro, Lucía Barbagalo. Ella, junto a su equipo, se encargaron de realizar el reconocimiento y el homenaje para las tres rionegrinas elegidas y las escuelas que llevaron adelante la propuesta.

Catalina Paz Díaz participó desde Sierra Grande.


No solo eso: los docentes que ayudaron e impulsaron la idea también fueron reconocidos. Tal fue el caso de la profesora Alelí Gotlip, docente del colegio Sunrise School de Cipolletti; la profesora Norma Graciela Díaz, del Centro de Educación Técnica Nº 12 de la localidad de Sierra Grande; y el profesor Santiago Molina, del Colegio Secundario Qmark de San Carlos de Bariloche.

Fundación Itaú suele realizar este tipo de certámenes con la intención de “estimular escritores emergentes, contribuyendo a la comprensión de modos de escribir y leer en la era digital. Además, incentivar nuevas exploraciones en el campo del relato literario digital y estimular a estudiantes a experimentar nuevos formatos narrativos desde el trabajo colaborativo y el uso de nuevas tecnologías”, explicaron.

En 2020, también hubo relatos rionegrinos y neuquinos que formaron parte de la Antología. Se trató de “El examen de historia de Juan” (por Joaquín Zumárraga), “Espejismos” (Martín Di Marco), “La luna del faraón” (Candela Bresillard), “Mi extraño amigo” (Lanxin Zheng, que repitió este año), “Niña Dragón” (Victoria Mochkofsky), “Pasión vs. Cáncer” (Luciana Belén Montes), “Perseguido” (María Sofía Garat Martínez), y “Realidad Inexistente” (Gal María Jardon).


El caso de Sofía, un estímulo a futuro



Sofía Raffaele es una de las tres rionegrinas que recibieron su reconocimiento por parte de las autoridades del Ministerio de Educación y Derechos Humanos de Río Negro y de la Fundación Itaú. En su caso, participó en representación del Colegio Secundario Qmark de Bariloche, y aprovechó esta experiencia como un paso más pensando en su futuro.

La participación de Sofía no fue casualidad. “El año pasado, con la cuarentena y todo el tiempo libre, aproveché a escribir mucho. Tenía mucho material, cuentos, poemas… y tenía ganas de compartirlos y recibir una opinión de alguien. Me puse a buscar convocatorias y fue así como encontré lo del Itaú”, explicó.

Tras enviar su cuento y esperar un tiempo, llegó la noticia: había sido una de las elegidas para formar parte de la Antología Digital. Y eso, como era de esperarse, le generó una gran alegría. ”Me puse muy contenta cuando me enteré que fui seleccionada. Desde chiquita escribo y me apasiona el mundo de las letras. Va a ser mi primer obra publicada, es como un sueño hecho realidad, me alegré mucho y me emocioné”, contó.

Sofía Raffaele, que llegó al concurso mientras buscaba un lugar para que evalúen sus cuentos.


No es un premio más para Sofía. Con la mente puesta en seguir experimentando en el mundo de la literatura, significó un empujón importante: “Este año termino el secundario y planeo estudiar Letras en la Universidad de Río Negro, así que esto es un incentivo muy grande para mí”, aseguró.

En relación a su texto, titulado “La Promesa”, tuvo un proceso de creación muy interesante. ”La historia la escribí inspirándome en una foto, donde estoy de chiquita con una muñeca. La idea era usar la muñeca como narrador, me pareció interesante explorar ese punto de vista”, comentó. La trama del cuento “trata un poco del fin de la niñez, del cierre de esa etapa, pero contado de una forma un poco más terrorífica. A lo largo de la historia vemos a una nena que va creciendo, y cómo repercute eso en su muñeca, que típicamente se la representa de forma endemoniada. Acá se lo ve más con compasión, y se refleja el amor incondicional que ella siente por la nena, y las consecuencias que eso tiene cuando la nena crece”.

Así, Sofía dio un paso importante, consiguiendo su primera publicación y confiando en que será una de tantas. Algo es seguro: en este caso, el estímulo de la Fundación Itaú funcionó a la perfección.


Comentarios


Seguí Leyendo

El talento literario de Río Negro tuvo su homenaje