El tiempo de la nueva generación

Ayer se presentó “Lawless”, con una nueva camada deactores de Hollywood.



#

El joven elenco del filme, junto al director, en Cannes.

Festival de Cine de Cannes

El Festival de Cannes reúne este año a una nueva generación de directores independientes de Estados Unidos pero también a una nueva generación de actores llamados a ocupar un lugar de destacado en Hollywood, como los protagonistas de “Lawless”, la película que ayer se presentó en la sección oficial.

Shia LaBeouf, Tom Hardy, Jessica Chastain, Jason Clarke, Mia Wasikowska y Dane DeHaan encarnan el relevo en la meca del cine, y el australiano John Hillcoat (“The Road”) los reúne en este drama ambientado en la época de la ley seca.

A todos ellos se suman un deslumbrante Guy Pierce como vanidoso y sádico representante de la ley, así como un casi irreconocible Gary Oldman, en una aparición casi testimonial como gánster de ciudad.

Con la ayuda del compositor y cantante –devenido además en guionista– Nick Cave, con quien el director ya colaboró en “The Proposition”, Hillcoat narra la historia de tres hermanos en la Virginia rural, que viven de la venta de alcohol en los años 30 rodeados de la leyenda de que son indestructibles.

Basada en hechos reales, Matt Bondurant convirtió en novela la historia de su familia en “The Wettest County in the World”, un libro “maravilloso” para Cave. Era “un sueño escribir el guión por los diálogos (de la novela)”, dijo el músico, quien quedó fascinado por cómo “une el sentimentalismo con la violencia”.

“No estoy a favor de la violencia en sí misma”, agregó el músico, a quien le gusta cómo Hillcoat la trata en sus películas. “Es brutal, rápida pero deja un gran desastre. Es emocionante y refrescante”, explicó.

También LaBeouf, cuya carrera despuntó en Cannes con el estreno de “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” (2008) y anteanoche presentó su primer cortometraje como director en el certamen francés, comentó que la violencia no se ensaya con Hillcoat, sino que es realista, sucia, orgánica.

Cave responde además por la música de la película, que actualiza los sonidos del sureños. “No quería una banda sonora puramente americana”, dijo Cave, pues considera que la prohibición es un tema que sigue vigente actualmente en el mundo de las drogas e intentó a través de la música conectar pasado y presente.

“Hay muchos paralelismos en el mundo de las drogas. Los años 30 fueron el inicio del crimen organizado”, agregó Hillcoat, que compite por primera vez en Cannes, donde se llevó el más fuerte aplauso de la crítica escuchado hasta el momento.

Lo prohibido por ley y por religión se dieron la mano en los dramas presentados ayer a concurso. Aparte del estadounidense, también se presentó “Dupa Dealuri” (“Beyond de Hills”), del rumano Cristian Mungiu, ganador en 2007 de la Palma de Oro con : “4 meses, 3 semanas y 2 días”.

Si en aquella cinta se centraba en la corrupción durante la época comunista en Rumania, “Beyond the Hills” se mueve en el mundo de los abusos dentro de la poderosa Iglesia rumana ortodoxa. Basada en hechos reales, es una película “sobre las elecciones que hacemos en la vida” y sobre que “no siempre reflexionamos sobre sus consecuencias”, agregó. Tras el éxito de “4 meses, 3 semanas y 2 días”, el director quiso hacer otro tipo de cine en el que el realizador no fuera visible. Las dos horas y media de metraje tuvieron una acogida más bien fría e incluso se llegó a escuchar algún abucheo aislado. (DPA)


Comentarios


El tiempo de la nueva generación