El voto fiel: más preguntas incómodas para el gobierno de Río Negro

Los dos bloques opositores de la Legislatura presentaron pedidos de informes por los convenios firmados por Carreras con la Asociación de Pastores de Iglesias Evangélicas. También reclamaron que se reúna la Comisión Especial de Seguimiento del Ipross.




El gobierno rionegrino suma críticas y pedidos de explicaciones por los beneficios anunciados la semana pasada para más de 500 pastores evangélicos. Ahora los cuestionamientos llegan desde la Legislatura, donde los dos bloques opositores presentaron pedidos de informes para conocer las razones que llevaron a garantizarles acceso a la vivienda y a la obra social Ipross a los referentes de esas iglesias.

Desde la bancada del Frente de Todos presentaron dos escritos. En uno piden acceso a "datos sobre la existencia de un programa o convenio para que pastores evangélicos puedan recibir prestaciones de la obra social" del Estado.

Por otra parte, los legisladores exigieron precisiones acerca del convenio suscripto en Jacobacci por la gobernadora, Arabela Carreras, con la Asociación de Pastores de Iglesias Evangélicas Rionegrinas, que según se difundió oficialmente, promete otorgarles a esos referentes la posibilidad de obtener viviendas construidas con recursos del Estado.

Los parlamentarios quieren saber si la asociación se encuentra inscripta en el registro de demanda de lotes para vivienda enmarcado en el programa “Suelo Urbano” y, en tal caso, la cantidad de personas inscriptas por municipios y comisiones de fomento. Además, si dentro de la inscripción se contemplan cupos de género, discapacidad y otros, si se ha creado un régimen crediticio para la compra de lotes y si desde el Estado rionegrino se han realizado convenios o acuerdos con otras asociaciones, con el mismo objetivo

Además de los pedidos de informes, desde el Frente de Todos reclamaron que se reúna la Comisión Especial Legislativa de Seguimiento del Ipross para analizar “una serie de falencias estructurales con conflictos diarios por la atención a los afiliados".

Desde la bancada aseguran que el organismo "atraviesa por una serie de falencias estructurales con conflictos diarios por la atención a los afiliados, por coberturas en farmacia para planes ambulatorios y crónicos, por entregas de medicamentos de planes especiales, por la compra y entrega de prótesis, de cirugías programadas y de urgencia, derivaciones, amparos y reclamos administrativos por problemas por acceso a a la salud y el recurrente cobro de plus que no pudo ser controlado por las autoridades”.

Por eso cuestionaron que “la gobernadora promete cobertura médica a costos mínimos, en pleno proceso electoral, lo que exige una inmediata respuesta institucional ante lo que podría constituir un peligroso avance sobre el funcionamiento y la misión de la obra social que traería aparejada consecuencias financieras muy nocivas”.

“Consideramos un intento descarado de utilizar la obra social de rionegrinos y rionegrinas como herramienta electoral por parte de la gobernadora Arabela Carreras, por ello solicitamos que, de manera inmediata, se arbitren los medios para la conformación y apertura de la Comisión de Seguimiento del Ipross”, enfatizó Pablo Barreno.

La presidenta del bloque, María Eugenia Martini resaltó que “ante esta situación, vale preguntarse si serán las y los trabajadores, en su gran mayoría afiliados obligatorios, los que tendrán que pagar con su trabajo los arrebatos producto de las necesidades electorales del partido Juntos Somos Río Negro”.


¿Cómo van a financiar los servicios a adherentes?


Un total de 14 preguntas presentó el legislador de Juntos por el Cambio, Juan Martín, para que conteste el presidente del Ipross, Alejandro Marenco, sobre el convenio que permitirá a los pastores evangélicos de la provincia ingresar como adherentes a la obra social del Estado rionegrino.

El parlamentario recordó que el artículo 29 de la Ley 2753 prevé un sistema contable que discrimina, tanto en lo funcional como en lo operativo, los fondos que ingresen por aportes y contribuciones de los afiliados obligatorios y del Estado Provincial o Municipal y de aquellos que ingresen por adhesiones voluntarias.

La normativa especifica claramente que no está permitido hacer compensaciones entre esas cuentas y que el instituto debe prever que los servicios demandados por los adherentes se solventen con los fondos que ese mismo grupo aporta.

Por eso, Martín le consultó a Marenco cuál es el importe mensual para acceder a la cobertura, cómo se cuantificó la cuota, qué cálculo se efectuó para esto, en comparación con qué se hizo, cuál es la cobertura a la que se accedería y qué presupuesto se estima necesario para atenderla.

El legislador también preguntó cuál es la cantidad estimada de adherentes voluntarios para el convenio con los pastores, si la cuota mensual será pagada íntegramente por ellos, si está previsto que la Asociación de Pastores (APIER) haga algún tipo de aporte, cuál es el proceso de afiliación que se aplica, cómo pagarán la cuota mensual, cuál es el tratamiento que recibirán los fondos aportados por los pastores, qué otros convenios tiene el Ipross bajo el régimen de adherentes voluntarios, qué cantidad de adherentes se registran para estos convenios y cuál es el importe de la cuota de cada convenio particular.


Comentarios


El voto fiel: más preguntas incómodas para el gobierno de Río Negro