Emisión: advierten sobre el efecto en el dólar y la inflación

Se incrementó un 100% desde mediados de diciembre por la demanda de fin de año. Precios y tipo de cambio, un doble riesgo.



La emisión y expansión monetaria se han incrementado en más de un 100 por ciento en el transcurso de mediados de diciembre hasta el 15 de enero, lo cual fue advertido por diversos analistas, quienes dicen que esa situación podría impactar en el corto plazo sobre el mercado cambiario, sumado a una tasa de interés que si bien bajó, se empieza a observar como negativa frente a la evolución inflacionaria.

De acuerdo a cifras de consultores privados y del Banco Central, en los últimos dos meses de gestión de Mauricio Macri la expansión monetaria se ubicó en 150.000 millones de pesos, la cual sirvió para asistir al Tesoro en los pagos de cuenta corriente y pagos de vencimientos.

Desde que asumió el actual gobierno, la expansión monetaria trepó a casi 350.000 millones de pesos, la cual se orientó a pagar los duros compromisos de fin de año y también los bonos de las jubilaciones mínimas e incrementos de diversos gastos corrientes.

“También ha servido para que el Central pueda ir comprando dólares en el mercado para reforzar un poco más las reservas monetarias”, afirmaron en el Ministerio de Economía de la Nación.

Sin embargo, esa mayor emisión es observada con preocupación por diversos consultores económicos, quienes estiman que a partir de febrero va a decaer la demanda de pesos.

“La demanda de pesos es una circunstancia estacional que se da en enero. Hay demanda de pesos por vacaciones, turismo, pagos de fines o principios de año, pero en febrero decae y allí es donde se pueden presentar problemas, porque en la Argentina los pesos o la liquidez que sobra en moneda local se pasa a dólar”, resaltó el consultor Raúl Ochoa.

Fuentes del mercado local han prendido las luces de alerta en los últimos días, ya que crece la preocupación acerca de la combinación de factores como expansión de la base monetaria, mayor emisión, tasas de interés bajas, “provocan una inyección de liquidez que empieza a ser desmedida”.

“El Banco Central bajó ahora la tasa inferior de las Leliq al 50 %, pero la expectativa de inflación sigue ubicándose en niveles sumamente altos. Más allá de los congelamientos de naftas y tarifas, la proyección inflacionaria que tiene el mercado va del 42 o 43 por ciento hasta el 50 por ciento en este año”, recalcó un operador del mercado bursátil.

En esa misma línea, Nicolás Alonzo, de la consultora Orlando Ferreres, advirtió que “la situación monetaria está empezando a estar un poco descontrolada”.

“Hay una importante expansión monetaria, como así también una baja de la tasa de interés, pero la contracara de eso es la emisión monetaria. Obviamente eso se refleja en las expectativas de inflación: la tenemos en 50 % para este año”, dijo Alonzo.

Para el economista, para desindexar la economía se necesita “una política monetaria muy estricta con tasas reales elevadas, con lo cual eso no va a tener, porque las tasas de ahora empieza a ser negativas, por lo que la apuesta del gobierno ahora es una negociación de precios y salarios, congelamiento de tarifas, de algunos precios, iniciativas que no pueden perdurar en el tiempo”.

“El peligro ess que vuelva a saltar la inflación. Esto tendrá un efecto sobre el tipo de cambio paralelo, con mayor brecha cambiaria, y de hecho hoy en día ya se está viendo que el dólar alternativo sigue reflejando los desmanejos monetarios. Por más cepo cambiario, esas cotizaciones alternativas van a seguir reflejando las inconsistencias del esquema actual”, recalcó el economista.

Alonzo enfatizó que las “posibilidades de recuperación de la economía son bastante difusas”. “La apuesta es que con tasas de interés reales negativas pueda incrementarse el consumo, pero eso sería inconsistente con el objetivo oficial de llevar negociaciones paritarias por debajo de la inflación esperada. Entonces, no está nada claro por el lado de la oferta cuáles son los sectores que podrían repuntar este año y por el lado del consumo tampoco se percibe mucho impulso”, dijo.

.

En febrero decae, se pueden presentar problemas, porque en general en la Argentina los pesos que sobran se pasan a dólar”.

Raúl Ochoa, consultor.

El peligro más grave de esto es que vuelva a saltar la inflación. Esto tendrá un efecto sobre el tipo de cambio paralelo, con mayor brecha”.

Nicolás Alonzo, economista, Ferreres y Asociados.

Comentarios


Emisión: advierten sobre el efecto en el dólar y la inflación