Empleados de Flavors dialogan con Rodríguez

El ministro estará en Conesa, que hoy cumple 139 años. El domingo, los trabajadores reclamaron en las calles.



VIEDMA (AV)- Conesa cumple mañana 139 años, pero su fiesta tendrá un sabor agridulce. La incertidumbre que provoca la probable paralización de actividades de la planta de la empresa Flavors y Cía SA, generaron que los obreros salieran a la calle el domingo en reclamo de respuestas y que gestionaran urgentes entrevistas con autoridades provinciales.

La visita de la presidenta Cristina Fernández a Viedma impide la presencia en los festejos del gobernador Miguel Saiz, por lo que será el ministro de Gobierno, José Luis Rodríguez, quien se reúna con los trabajadores, a pedido del intendente Daniel Contín, que fue el primero en estos días en oír las protestas de unas 70 personas que se desempeñan en el establecimiento situado a la vera de la ruta 251 en el acceso a la localidad.

Ayer, el titular de la cartera de Gobierno habló con “Río Negro” y anunció que se encontrará con los operarios después del acto de festejos que será a media mañana. “Me lo pidió el intendente Contín y vamos a ir a escuchar cuál es su situación” , expresó Rodríguez. Por su parte, el gerente técnico operativo de Flavors, Luis Rastrilla, informó que mañana los trabajadores tendrán que presentarse, pero que las actividades son muy reducidas.

Rodríguez no llevará propuestas concretas, sino simplemente la intención de escuchar a quienes cortaron durante algunas horas el tránsito en el cruce de las rutas 250 y 251 el domingo por la tarde. La preocupación de los trabajadores se profundizó cuando a última hora del viernes el gobernador Miguel Saiz anunció la rescisión de los contratos que unían a la Provincia de Río Negro con esa firma para la provisión de los productos alimenticios que se consumen en los refrigerios escolares, comedores, residencias y los que se incluyen en los módulos del plan Comer en Familia.

Rodríguez se preguntó ayer si “Flavors no tenía más compradores que la Provincia de Río Negro?, porque la empresa dice que sí”. De esta manera, el ministro sugirió que la firma debería hacerse cargo de los trabajadores continuando con las actividades, aunque reducidas por haber perdido a su principal comprador.

Destacó Rodríguez que “la situación es un problema privado entre la empresa y su personal. La firma tenía un contrato firmado que vencía en diciembre y que fue rescindido por el gobernador. No sé bien cómo es el tema, qué es lo que quieren, qué es lo que ellos dicen”. Afirmó que el gobierno pretende conocer también “cuál es la nueva propuesta de la empresa al perder un cliente, pero sin paralizar toda la actividad. No sé qué quieren plantear los empleados, supongo que pretenderán tener alguna previsibilidad para su futuro laboral”.

Luego de conocerse el jueves que el Instituto Nacional de Alimentos había ordenado al ANMAT que se retiraran las partidas de leche “Le Burguet Nutrimás” y “Deshifood” que Flavors entregaba a Río Negro, el gobernador Saiz determinó la rescisión de los contratos y el retiro de la empresa del registro de Proveedores. Los análisis habían sido pedidos por la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, y el fiscal de Investigaciones Administrativas, Pablo Berraz.


Comentarios


Empleados de Flavors dialogan con Rodríguez