Empresas argentinas perdieron más de 23.000 millones de dólares desde las PASO

Es la caída de valor que han registrado las principales firmas del país por el desplome de sus acciones. La huida de los inversores y masivas ordenes de venta de los papeles generaron estos millonarios quebrantos.





Los inversores en Nueva York lanzaron ordenes de ventas agresivas de papeles argentinos a partir del 12 de agosto del año pasado.

El derrumbe no termina. Hoy, miércoles, el mercado accionario para las firmas argentinas abrió nuevamente en baja. Desde las primeras señales que se dieron tras las elecciones PASO los inversores abandonaron masivamente los activos argentinos anticipando la crisis que hoy atraviesa el país. Desde el 12 de agosto del año pasado -el día después de las PASO- hasta la fecha, las principales empresas argentinas perdieron más de 23.000 millones de dólares de su valor bursátil.

La cifra es equivalente hoy a cuatro veces las reservas netas existentes en el Banco Central (BCRA).

Los datos surgen de la caída de valor que han tenido sus acciones durante este período bajo análisis. Las masivas ordenes de venta de los papeles argentinos se registraron, en un principio, durante la tercera y cuarta semana de agosto. Luego de esa corrida las cotizaciones se estabilizaron -en términos generales- para volver a derrapar a partir del segundo trimestre de este año.

La pandemia sin duda afectó a la economía del país, pero la inseguridad jurídica, tributaria y una economía sin rumbo ha sido la combinación determinante para la huida de capitales. Desde lo político, otro de los factores ha sido la fuerte incidencia que está teniendo la vicepresidenta Cristina Fernández en las decisiones del país.

Tradicionalmente en toda crisis hay oportunidades. ¿Es momento de comprar acciones en medio de este desplome? Si hay cambio de expectativas, es posible que sea interesante entrar a comprar. Pero es difícil hoy ver cambios en el corto plazo, es decir; los analistas aconsejan que hay que esperar porque el piso de la crisis todavía no llegó.

Tal vez quien mejor resumió el momento económico de la argentina fue el empresario Eduardo Costantini. "Vamos de frente hacia una pared", confió ayer en una entrevista televisiva a LN+. Y con respecto a la escasez de divisas y al dólar sostuvo que todo depende de las expectativas. Por lo que concluyó: "Si no se cambia la política, si no hay un programa económico consistente va a ser muy difícil cambiarlas. Si no hay disciplina fiscal y no hay señales políticas que avalen todo esto, va a seguir habiendo una demanda de dólares. Es estructural, es sistémico". En esta misma línea están las opiniones de la mayor parte de los inversores y empresarios que miran como se degrada la economía ante la falta de señales del Gobierno.

En todo este complicado escenario, en las últimas horas trascendió la posibilidad de cambios en el gabinete para intentar oxigenar el Gobierno y de esta manera generar expectativas para el año electoral en el que ingresamos.

Datos Clave

15.000
son los millones de dólares que YPF perdió, en valor bursátil, desde que la administración Kirchner anunció su estatización.
82%
fue lo que perdió la acción (Adr's) del Banco Macro en el mercado bursátil tras las elecciones PASO.

Las peores acciones

Sin lugar a duda una de las empresas que más sufrió la ola de ventas de activos argentinos fue la petrolera estatal YPF. Su valor bursátil se desplomó cerca del 80% desde las PASO perdiendo más de 5.000 millones de dólares. Sin embargo, el estado de quebranto en el que se encuentra la empresa viene de tiempo atrás. Desde que el Gobierno de Cristina Fernández tomó la decisión de intervenirla, a principios de 2012, la petrolera perdió cerca de 15.000 millones de dólares de su valor bursátil. Una clara señal de los inversores a la estatización de la empresa. La gestión de estos últimos años empeoró sus números. Hoy YPF no solo perdió millonarias cifras en todo este tiempo -como muchas otras empresas estatales- sino que se encuentra endeudada en más de 8.000 millones de dólares.

Las firmas financieras, como es el caso de los bancos, sufrieron pérdidas promedio de valor del 75% desde las PASO. Este es el caso del Banco Galicia, Banco Frances y Banco Macro, entre otras. En tercer término, están las empresas de energía con caídas promedio del 70%. En definitiva, ningún activo argentino soportó la orden de venta masiva de sus acciones por parte de los inversores desde que se definieron las elecciones en agosto del año pasado.


Comentarios


Empresas argentinas perdieron más de 23.000 millones de dólares desde las PASO