En 29 días crecieron los casos y se triplicó el uso de camas en Neuquén

El 26 de mayo, con el brote de coronavirus en Las Perlas, comenzó un aumento sostenido de la curva y con un epicentro geográfico: el departamento Confluencia. El 9 de junio con el conglomerado de la clínica Ados el incremento se pronunció aún más.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

El operativo DetectAR comenzó el 18 de junio pasado en la ciudad de Neuquén. Foto Florencia Salto.

El operativo DetectAR comenzó el 18 de junio pasado en la ciudad de Neuquén. Foto Florencia Salto.

El crecimiento de casos de coronavirus en la provincia hoy es sostenido y tiene un epicentro geográfico: el departamento Confluencia. Se puede localizar un punto de inflexión en la curva de Neuquén que ocurrió el 26 de mayo con el brote en la subcomisaría de Balsa Las Perlas.

En aquella fecha, había 35 casos activos de covid-19: cuatro pacientes estaban en unidades de terapia intensiva, seis en sala general y 25 eran ambulatorios. Se habían recuperado 83 personas en total.

En la actualidad la cifra de activos trepó a 214. En este período recibieron el alta 41 pacientes, sin embargo subió siete veces la cantidad de personas con seguimiento ambulatorio y hoy suman 161. Aumentó la ocupación en terapia intensiva: de 4 pasó a 13. También hay 16 personas en sala general y una en terapia intermedia.

Los casos activos se concentran en Neuquén capital, Plottier, Centenario, Cutral Co y Piedra del Águila.

Esos indicadores, que todavía no ponen en riesgo la capacidad de respuesta del sistema de salud pero cuyo crecimiento comienza a preocupar, se suman a otro que también empeoró. Se redujo el tiempo de duplicación de casos: de 45 días que promediaba a mitad de mayo pasó a 12 días.

Ese fue uno de los aspectos que el gobierno nacional tuvo en cuenta para habilitar la etapa de distanciamiento social, preventivo y obligatorio en todos los departamentos de la provincia: el requisito era que esa tasa estuviera por encima de los 15 días.

Otro aspecto a tener en cuenta era la ausencia de transmisión comunitaria en el territorio, algo que el ministerio de Salud de la Nación aún no declaró para Neuquén. Las autoridades sanitarias continúan afirmando que hay conglomerados de casos, aunque hay algunos bajo investigación para determinar su nexo epidemiológico.

El segundo conglomerado en la capital tras el brote de Las Perlas se produjo el 9 de junio: fue el de la clínica ADOS. De siete casos diarios que se diagnosticaban el 26 de mayo, ayer la cifra subió a 23, de los cuales 21 pertenecen a la ciudad de Neuquén.

Con este número, la capital superó a Loncopué, que el 8 de abril había confirmado 19 casos en una sola jornada.

En estas últimas semanas también aumentaron las muertes de personas tras haber contraído la enfermedad. El 26 de mayo eran cinco. Pero el 15, el 17 y el 19 de junio fallecieron tres mujeres que fueron diagnosticadas tras el brote en el ADOS, que crece en cantidad de positivos y en nivel de daño.

El 20 de junio se produjo la última muerte hasta el momento, del paciente de La Buitrera (Las Lajas) que permaneció internado 87 días.

Si bien se habilitó el espacio DUAM para alojar a pacientes leves y moderados, todavía no se registró ocupación de camas allí y se sigue con la estrategia de internación en domicilio.

Neuquén no dio marcha atrás en las fases de aislamiento hasta ahora. El paquete de medidas anunciado por el gobernador Omar Gutiérrez la semana pasada se enfocó en restringir los horarios de circulación, disminuir las jornadas para actividades deportivas y suspender las reuniones sociales. También un mayor control en los puentes e ingresos a la ciudad.

En cuanto a las medidas para fortalecer la vigilancia epidemiológica se implementó el operativo DetectAR el 18 de junio para agregar un nueva estrategia de búsqueda de casos activos. En las recorridas territoriales realizadas hasta el momento, no se encontraron personas con el virus.


Comentarios


En 29 días crecieron los casos y se triplicó el uso de camas en Neuquén