En Bariloche la CEB también quiere un aumento en la tarifa de energía

Luego de que el gobierno provincial le concediera a Edersa una suba en torno del 10%, la cooperativa hace gestiones aunque avisa que ese porcentaje no alcanza.

La CEB tuvo una recomposición en la tarifa de saneamiento el año pasado y eso ayudó a sortear la crisis. Foto Archivo

La CEB tuvo una recomposición en la tarifa de saneamiento el año pasado y eso ayudó a sortear la crisis. Foto Archivo

La Cooperativa de Electricidad Bariloche empezó a tomar nota de las señales que dan el gobierno nacional y el provincial sobre el descongelamiento de tarifas y espera con cierta impaciencia la revisión de los actuales valores, que le permitan afrontar inversiones indispensables y cubrir nuevos costos acumulados en materia de salarios, combustibles y otros insumos.

El presidente de la CEB, Carlos Aristegui, no habló de plazos y tampoco de porcentajes finos, pero aclaró que sin una recomposición de corto plazo “entrará en serio riesgo la calidad del servicio”.

La reciente aprobación de una suba promedio del 10% para la operadora Edersa (que presta el servicio en el resto de la provincia) generó obvia expectativa también en la CEB.

Aristegui dijo que mantienen diálogo abierto sobre el tema con la secretaría de Energía provincial y con el ente regulador. Pero no pueden desentenderse del marco político que fija el gobierno nacional, desde donde se repite la consigna de no convalidar subas tarifarias de dos dígitos. Es decir, fijan de hecho un tope del 9%.

Aristegui aseguró que ese número sería insuficiente y espera definiciones a nivel provincial. Explicó que en primer término la CEB aspira a reactivar el proceso de revisión tarifaria que había reclamado en febrero de 2020 y que quedó paralizado durante la pandemia. Dijo que en aquel momento pidieron un reconocimiento en tarifa para afrontar inversiones por 190 millones de pesos, para ejecutar obras de mejoramiento del servicio como la estación transformadora del Este. Según Aristegui, ese monto quedó desactualizado y hoy “rondaría los 270 millones”.

Además, para cerrar los números sin sobresaltos, la CEB necesita que el “valor agregado de distribución” (la parte que le toca de la tarifa) contemple los costos operativos acumulados desde la última revisión tarifaria. El presidente de la Cooperativa calculó que ese incremento, sin otros paliativos, “sería superior al 30%”.

Dijo también que les preocupa una decisión del gobierno nacional conocida esta semana que impuso una quita de subsidios a los grandes consumidores eléctricos, para quienes la factura crecerá en forma automática entre un 50 y un 70%. Dijo que esa medida afecta en forma directa a la CEB como prestadora del servicio de Saneamiento,

En relación con la tarifa eléctrica, admitió que es imposible escindir cualquier ajuste de la situación social general y consideró válido que el ente regulador les apruebe aumentos escalonados “para que los usuarios no sientan que la factura llega con montos impagables”.

Agregó que la CEB entiende la magnitud de la crisis y cada día comprueban que “hay mucha gente que se quedó sin trabajo, que fueron golpeados por la pandemia y no pueden pagar. Eso también tiene que ser evaluado”.

Recordó que la CEB “hizo un gran esfuerzo para mantenerse al día con Cammesa”, que es su proveedor de energía en el mercado mayorista. Insistió en que “se ha hecho el pedido” a la provincia para una recomposición y están a la espera. Sin efectuar una comparación directa, recordó que Edersa no paga desde hace tiempo la energía que compra y aun así ya recibió autorización para actualizar sus tarifas. “Lo que esperamos es una respuesta favorable, por supuesto -dijo Aristegui-. Más cuando le dieron tarifa a una empresa que le debe a Cammesa más de 4.000 millones. Supongo que eso lo evaluará el regulador”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


En Bariloche la CEB también quiere un aumento en la tarifa de energía