La fundación de Roca que busca la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad

En Roca, la fundación Kano trabaja con personas con discapacidad a partir de los 16 años para asistir en la inclusión social y laboral. Con un amplio apoyo de profesionales formados, brindan talleres de “Formación para el Empleo” y “Orientación Vocacional”.





Con la idea de asistir y formar en el proceso de inclusión laboral de personas con discapacidad a partir de los 16 años, funciona en Roca la Fundación Kano.


Kano fue fundada por la licenciada Ivana Vargas, quien además es la presidenta desde el año 2014 y junto con el trabajo que forma el consejo de administración compuesto por 5 personas, se distribuyen las diferentes acciones y tareas a realizar y lograr un excelente funcionamiento. Los nombres que integran esta fundación son: María Oliva, Paula Napolitano, Rosana Galdames, Saul Ulloa, Ceferino Giménez.

“El objetivo primordial de esta fundación es la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad”, manifestó a Río Negro Ivana Vargas, y agregó además que, la palabra “Kano nombra a una runa que significa bienvenido lo nuevo, donde se aporta luz, claridad y nuevas oportunidades y posibilidades”.

A la fundación asisten personas con discapacidad desde los 16 hasta los 45 años, detalla Vargas – y explica que “Kano se crea porque hay muchos jóvenes con diversidad funcional que por no tener Obra Social o por no tener dinero quedan afuera de muchos servicios, como por ejemplo la formación para el empleo: allí es donde vemos la necesidad de cubrir con diferentes profesionales esa área que no estaba cubierta. Comenzamos trabajando con talleres de arte como arte plástica, fotografía, música y siempre contamos con profesionales voluntarios”, comentó Vargas.

En el año 2017, el Proyecto Centro Educativo Cultural y Artístico CECYA fue declarado de interés por la Legislatura de Río Negro. “Eso nos fortaleció para seguir trabajando y agregar más talleres”, expresó la presidenta de la fundación, y sostuvo que si bien la institución fue creciendo, con el esfuerzo propio y de la gente, jamás recibieron ningún tipo de ayuda del municipal ni provincial.

Los jóvenes que asisten a la fundación y que se forman para futuros empleos.


“En 2019 nos inscribimos en Discapacidad de la provincia y hasta hoy estamos esperando que nos ayuden con el pago de algunos de los talleristas”, aseveró la presidenta de Kano. Actualmente, la fundación tiene necesidad de tener una TV, heladera, una cocina Industrial, además de computadoras e insumos de librería.

El próximo proyecto para concretar está programado para el mes de octubre, donde 15 personas viajarán a la ciudad de Buenos Aires. “El viaje lo realizamos en avión y para cumplir con ese objetivo hemos vendido pizzas, rifas, budines y ahora vamos con una nueva rifa y venta de prepizzas”, señaló la profesional.

Vargas también mencionó que, en la actualidad, los niños a partir de los 10 años asisten al Centro Cultural a cargo del director Emiliano Nestares, para participar en el taller de Ensamble Musical y Artes Plásticas, mientras que al de jóvenes adultos lo hacen desde los 16 años en adelante.

“Contamos con un gran equipo de trabajo”, manifestó la presidenta de la fundación. Lo integran el profesor Emiliano Nestares; la profesora Florencia Turinetto; la docente Andrea Vargas; la profesora Pía Azcón; la profesora Carina Calvo; la licenciada Rosana Galdames; la licenciada Gabriela Inzulza; la licenciada Genoveva Monasterio y la terapista ocupacional Cecilia Parente; el doctor Joaquín Gómez Cano; el profesor de entrenamiento personalizado Pablo Tojo; la nutricionista Ofelia Mazza y la licenciada en nutrición, Ofelia Del Valle Maza.

Kano se crea porque hay muchos jóvenes con diversidad funcional que quedan afuera de muchos servicios, como la formación para el empleo.


“Trabajamos en dos áreas muy importantes, como la Formación Profesional para el Empleo y la Ciudadanía y Vida Independiente”, acotó Vargas. “Fuimos reconocidos como una Escuela pública de Gestión Privada (Reg A-102)”.

Actualmente a la Escuela concurren 20 jóvenes en “Formación para el Empleo” y 15 jóvenes que se encuentran en Procesos de “Orientación Vocacional” y en talleres para fortalecer sus habilidades sociales.

Hoy nos abocamos a la Inclusión laboral y trabajamos a través de la “metodología de empleo con apoyo” – aseguró Vargas-. El Área Ocupacional está a cargo de l Parente y Loza Monasterio que orientan y evalúan a los jóvenes que deseen trabajar. Después de cumplir el año, se procede a la búsqueda de empresas que deseen incorporar en su plantel, personas con discapacidad. “Se trabaja mucho con la empresa y también con sus empleados, para luego acompañar la Inclusión laboral”, dijo Vargas a RÍO NEGRO, y destacó el valioso desempeño en su conjunto, ya que se trata de un trabajo entre varios involucrados por parte de la empresa y sus trabajadores, por un lado, desde la Fundación y los profesionales y, por supuesto, la persona interesada con el acompañamiento de su familia desde su hogar, sosteniendo a este nuevo trabajador.

“Es muy gratificante y para la empresa es además muy positivo apostar a la inclusión, que genera un impacto social muy grande”, expresó la profesional e indicó que es importante que las empresas se animen a esta apuesta y desde la fundación, se acompaña tanto a la empresa, como también a la persona de por vida. “Creemos que es responsabilidad de todos y todas hacer una sociedad accesible y generando nuevas oportunidades para aquellos que hoy son un grupo segregado”, argumentó Vargas.


Por último, la referente hizo referencia al gran logro de contar con un espacio físico: el 5 de mayo de este año inauguraron el lugar ubicado en Avenida Roca 1965, entre las calles Moreno y Gadano.

Durante muchos años trabajaron “en espacios prestados, en una plaza o en cualquier espacio abierto”, recordó Vargas y acotó que hoy, la fundación es la segunda casa de muchas personas.

“Lamentablemente, no podemos dar repuesta a muchas personas porque no podemos pagar a varios de los profesionales y eso hace que tengamos lista de espera. Hoy nos solventamos con el pago de algunas obras sociales y los aportes voluntarios de socios y familias”, culminó Vargas.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La fundación de Roca que busca la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad