En dos meses la carne aumentó más de la mitad que en todo 2018

La suba -según datos oficiales- de enero y febrero ya está en el 22,5% contra el 33 % de los doce meses del año anterior. El asado en febrero aumentó casi el 15%



Las carnicerías con subas de precios y caídas de ventas.  El kilo de asado en Viedma, Roca y Bariloche está próximo a los 400 pesos. Foto: Marcelo Ochoa

Las carnicerías con subas de precios y caídas de ventas. El kilo de asado en Viedma, Roca y Bariloche está próximo a los 400 pesos. Foto: Marcelo Ochoa

La grave situación económica, con un el alto índice inflacionario en todo 2018, y la tendencia que se mantiene casi sin cambios en el inicio de este año, se lleva puesta una de las costumbres más arraigadas entre los argentinos como es el consumo de carne vacuna.

En la provincia de Río Negro, el pasado año este producto sufrió un aumento del 33 por ciento, contra una inflación del 51,56 según los datos oficiales de la Dirección de Estadística y Censos.

Ese atraso sería uno de los argumentos para justificar las últimas subas y ese desfasaje comenzó a equilibrarse en el inicio de este año ya que en el primer bimestre el retoque llega al 22,5 por ciento. Además, ya se produjeron algunos incrementos en las dos primeras semanas de marzo -según una recorrida de este diario por distintas bocas de expendio en la capital provincial- que se reflejarán en el próximo índice inflacionario.

Para la medición oficial, que se realiza sólo en Viedma; se toman como referencia cuatro cortes: asado, carne picada, aguja y nalga.

En esta ciudad el primero tiene un valor de entre 320 y 373 pesos y registró el mayor incremento en el último mes con un 14,5 por ciento, mientras que los otros tuvieron variaciones de entre el 10 y el 13 por ciento, con precios que varían de acuerdo al lugar de compra.

La nalga, el corte preferido para las tradicionales milanesas, va de 315 a 366, la rendidora carne picada se puede comprar entre 195 y 240 y la aguja, uno de los cortes más populares, “se cotiza” entre 200 y 230 pesos por kilo.

Los precios en otras ciudades

El incremento se repite en las principales ciudades de la provincia, donde también se observan variaciones cuando se recorren diferentes carnicerías.

En Roca el kilo de asado oscila entre 330 y 395 pesos, si la opción en el menú es la milanesa se debe abonar entre 300 y 345 por cada kilo de nalga, la aguja tiene como precio de referencia entre 200 y 210 y la carne picada entre 190 y 205 pesos.

En Bariloche también se nota la suba y los precios muestran variantes según diferentes puntos de venta. El asado se puede conseguir entre 274 y 315 pesos, la aguja de 259 a 273, la nalga de 279 a 376 y la picada entre 249 y 305 pesos. Como opción se vende el asado sin hueso, entre 274 y 315 pesos por kilo.

La carne vacuna, hoy un lujo para muchos, está arraigada a la cultura popular y de acuerdo a datos oficiales el consumo anual ronda los 56 kilos por persona contra 45 de aves, 18 de cerdo, 8 de pescado y apenas 2 kilos al año por persona de carne ovina.

Los casi 120 kilos por persona al año, sin contar pescados y lanares, duplican el consumo en el resto del mundo.

Durante 2018 la venta se contrajo casi un 3,5%, medido en kilos por persona. El consumo varió entre casi 6 kilos en enero contra 5 en septiembre, con un promedio anual de 56,4 de acuerdo a los datos oficiales del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).


La inflación, el consumo y la existencia de cabezas

Las últimas alzas de la carne marcan un reacomodamiento nacional a la inflación del año pasado pero, también, expone componentes del sector en Río Negro, como insuficiencia de animales en la región.

Vale también la incógnita si una mayor oferta de cabezas por parte de los ganaderos sería la contención a las subas en las carnicerías.

Y también si un abundamiento dispondría del requerimiento de los consumidores, hoy en retracción en su compra por la perdida del poder adquisitivo.

Por ajemplo, el valor interanual de la hacienda subió -según las categorías- entre 70% y 80%, pero ese impacto no es posible trasladarlo al mostrador.

Río Negro mantiene un stock en crecimiento de rodeos, pero no parece suficiente. Las barreras del norte constituyen siempre limitaciones porque sólo se faena la existencia en la región. Además, la eliminación de las fronteras sanitarias del sur de Río Negro aumentó el interés por ganado porque se incorporaron ofertas a los productores esencialmente de Chubut.

La alternativa de los feedlots se estancó -como mínimo- en el último tiempo después de una época con valores altos en los alimentos. La carne para las exportaciones tienen sus nichos propios.

El gobierno provincial se aferra a la parte más positiva: un real aumento de los rodeos, todavía insuficiente. En la Legislatura, el gobernador Weretilneck resaltó que de las 430 mil cabezas del 2010 se pasó a 750 mil en el 2019, destacando “un aumento del 75%”.

La parte del vaso medio lleno.

Los precios por ciudad


Viedma

Asado: $ 320 a $ 373

Nalga: $ 315 a $ 366

Picada: $ 195 a $ 240

Aguja: $ 200 a $ 230

Roca

Asado: $ 330 a $ 395

Nalga: $ 300 a $ 345

Picada: $ 190 a $ 210

Aguja: $ 200 a $ 210

Bariloche

Asado: $ 299 a $ 390

Nalga: $ 280 a $ 376

Picada: $ 249 a $ 305

Aguja: $ 259 a $ 273


Comentarios


En dos meses la carne aumentó más de la mitad que en todo 2018