En el 2020 los recursos nacionales no cayeron frente a la crisis en Neuquén

El gobierno central envió a la provincia más de $36.800 millones y logró quedar por encima de la inflación. No ocurrió lo mismo con las regalías y la recaudación.

El gobernador cultivó una buena relación con el presidente Alberto Fernández en el primer año de mandato. Foto: archivo.

El gobernador cultivó una buena relación con el presidente Alberto Fernández en el primer año de mandato. Foto: archivo.

El 2020 fue un año malo para el presupuesto de Neuquén, aunque hubo una fuente de recursos que logró mantenerse a flote aún frente al parate económico que provocó la pandemia. Los recursos de coparticipación y leyes especiales enviados por el gobierno nacional aumentaron un 38,8% en relación al 2019 y permitieron ganarle a la inflación frente a la caída que sufrieron las regalías y los tributos provinciales.

Según datos del ministerio de Economía de la Nación consolidados al 31 de diciembre de 2020, se enviaron a Neuquén 36.871 millones de pesos por coparticipación, leyes especiales y otros recursos corrientes de origen nacional. El resultado no quedó muy lejos de lo que se había planteado en el presupuesto (cerca de un 5%), a diferencia de lo que ocurrió con otras fuentes de ingresos como las regalías y la recaudación propia.

En diciembre, la Nación envió a Neuquén 4.070 millones de pesos y fue el mes de mayor volumen de ingresos frente a un promedio que había rondado los 3.700 millones en octubre y noviembre.

Esta performance no alcanzó para contrarrestar la crisis que atravesó Neuquén durante todo el 2020, pues los recursos nacionales representan apenas un tercio de los ingresos de los que se nutre la provincia para pagar sus gastos corrientes.

En ocasión de presentar el presupuesto del 2021, el gobierno provincial había estimado que, por los recursos derivados de la explotación de gas y petróleo, llegaría a unos 36.879 millones de pesos totales en 2020, equivalente a una subejecución del 29% respecto de lo esperado. Si bien el número final todavía no se conoce, aún con un leve repunte de la producción, es seguro que quedará muy lejos de los 50.478 millones que había estimado antes de la pandemia.

De igual manera, en concepto de recaudación por Ingresos Brutos, Impuesto Inmobiliario y Sellos, el gobierno anticipó que terminará con unos 37.425 millones, un 15% menos de lo que esperado. La dirección provincial de Rentas aún no difundió los números de diciembre, por lo que tampoco se puede determinar aún si esta previsión se cumplió.

Según estimó el ministro de Economía, Guillermo Pons, el déficit financiero del 2020 terminará siendo cercano a los 10.800 millones de, un número diez veces más alto del que se había estimado al presupuestar el 2020.

En tanto el déficit primario llegaría a los 4.772 millones de pesos. El presupuesto que se había planificado en octubre del 2019, lejos de la irrupción del coronavirus y su posterior crisis, había estimado para el 2020 un resultado económico superavitario de 8.581 millones y uno financiero de 1.042 millones.

El gobierno espera que este año pueda ser de recuperación, aunque las previsiones son “austeras”. La Legislatura aprobó para este año un presupuesto de 182.577 millones de pesos y un déficit financiero que se reduciría a 2.236 millones.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


En el 2020 los recursos nacionales no cayeron frente a la crisis en Neuquén