En la Patagonia aumentó el número de personas sin religión y evangélicas

Los datos se recabaron de la Segunda Encuesta sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina. Entre los resultados se observa un descenso del 13,6% de adeptos al catolicismo.



Las iglesias evangélicas han acaparado un gran número de fieles. (Foto: archivo)

Las iglesias evangélicas han acaparado un gran número de fieles. (Foto: archivo)

Las convicciones religiosas configuran la mirada que las personas tienen del mundo. Por eso, desde el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) resaltaron la importancia de la Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas, que dieron a conocer este martes, para “comparar e interpretar las rupturas de dichas creencias”. La doctora en sociología y directora del estudio, Verónica Giménez Béliveau, aseguró que tienen plena confianza en los resultados, pues “las preguntas son perfectamente comparables” entre el año 2.008 y el 2.019. Agregó que, además, el mismo equipo participó de ambas encuestas.

De los datos obtenidos se concluyó que en una década el catolicismo descendió un 13,6%, aunque todavía conserva "la mayoría atenuada" de la población: el 69,9% declara ser católico. Un aumento del 7,6%, respecto al 2008, se registra entre los “sin religión”, quienes representan al 18,9% de la sociedad. Los evangélicos también van ganando terreno, pues en estos diez años se incrementaron un 6,3%, siendo hoy el 15,3% de los argentinos.

En la región patagónica esta tendencia se mantiene. “En el área metropolitana de Buenos Aires y Patagonia se registra la mayor proporción de sin religión”, releva el informe del Conicet y continúa: “En la Patagonia y en el Noreste el porcentaje de evangélicos supera al del resto del país”. El 51% se considera católico, el 24,3% sostiene no tener religión y el 24, 4% de los patagónicos practica el culto evangélico.

“En 2.008 notamos que la Patagonia era la región menos católica”, indicó Giménez Béliveau y agregó que, de todas formas, ya “se destacaba una gran presencia de evangélicos”. La doctora señaló que el hecho de que mucha gente no se identifique con una religión en particular puede deberse a que la región patagónica es una población joven, en cuanto a su asentamiento territorial y a su rango etario. Por el lado del aumento de evangélicos, sostuvo que tiene relación con la proximidad geográfica de la región con Chile.

El representante de la dirección General de Religión y Culto, Hugo Martini, concordó con los datos recabados en la encuesta. Afirmó que tan sólo en la provincia de Neuquén hay 548 templos evangélicos activos, de los cuales 310 están en la capital neuquina. Pese a que explicó que no hay un registro formal, estimó que alrededor de 40 mil evangélicos se reúnen en los diferentes centros todos los domingos, con jornadas extensas de actividades religiosas.

Por el lado de la iglesia católica, el sacerdote Rubén Capitanio reconoció que en Neuquén, más que perder adscriptos, han perdido fieles que participen activamente, ya que han “perdido cercanía con la gente”. Añadió que hay católicos que comenzaron a concurrir a los templos evangélicos y señaló que se vincula “con una forma de celebración de la fe de manera individual, ante un neoliberalismo que profesa el individualismo”.

Aborto y conformación de la familia

En estos más de diez años la sociedad argentina ha ido cambiando su coyuntura y sus visiones sobre ciertas temáticas sociales, tales como el aborto y la conformación de la familia. Prueba de ello son los resultados de la encuesta. “Entre 2008 y 2019 se duplicó la proporción de quienes afirman que el aborto es un derecho de la mujer. La mayoría considera que debe estar permitido en algunas circunstancias”, indica el informe del Conicet.

Según sus datos, en 2.008 el 14% de la población consideraba que los cuerpos gestantes debían acceder a un aborto, “siempre que así lo decida”, frente a un 27,3% relevado este último año. Sin embargo, se constata un ligero aumento del 1,8% entre las personas que sostienen que no debe aplicarse bajo ninguna circunstancia: 16.9% en 2.008 y un 18,7% en 2.019.

También se observa un descenso respecto a quienes creen que el aborto debería aplicarse si el embarazo es producto de una violación o si la gestante se encuentra con riesgo de vida. En 2.008 el 63,9% de la población estaba a favor en casos de abortos no punibles y en la actualidad el número baja al 51.8. Ello podría deberse al incremento porcentual de aquellos que lo avalan en cualquier circunstancia.

La doctora Verónica Giménez Béliveau señaló que en la Patagonia, por el alto porcentaje de personas sin religión, el 58% está a favor del aborto en todos los casos y se destaca una alta participación en las manifestaciones por los derechos de las mujeres, desde el “Ni Una Menos” y la lucha por la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Indicó que aunque en general la familia patriarcal está muy arraigada en los evangélicos, el 7% de ellos considera que la mujer debe acceder a un aborto siempre que lo requiera.

Giménez Béliveau subraya que lo interesante de estas encuestas es analizar cómo las creencias que sostienen quienes representan los cargos jerárquicos de las instituciones religiosas, no siempre concuerdan con quienes profesan tales credos.


Comentarios


En la Patagonia aumentó el número de personas sin religión y evangélicas