En Río Negro se presentaron cuatro alianzas electorales

Se inscribieron el FdT, el FIT y Juntos. Al final, anoche, la UCR conformó alianza con el PRO y el ARI, después de un quiebre por siete horas de esa sociedad nacional.

El proceso electoral 2021 de Río Negro ya tiene cuatro alianzas, incluyendo la forzada de Juntos por el Cambio, conformada por UCR, el PRO y el ARI después de una jornada de marcha y contramarcha que se inició con la inicial integración de los dos últimos partidos. 

El radicalismo rionegrino se incorporó al final de la tarde luego de la intervención de la dirigencia nacional. 

Antes, el Frente de Todos se inscribió en la Justicia Electoral Federal con la participación del Partido Justicialista, el Frente Grande, Kolina y Río.  

Por su parte, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad (FIT-U) quedó conformado por la Izquierda Socialista, el Partido Obrero, Movimiento Socialista de los Trabajadores y el Partido de los Trabajadores Socialistas. 

Juntos Somos Río Negro se prepara para su tercera actuación en una elección nacional. Lo hará en alianza con el Movimiento Patagónico Popular. El próximo sábado, JSRN presentará su lista de precandidatos para las PASO del 12 de setiembre. En las otras fuerzas, las postulaciones aparecen todavía dispersas y, todavía, tienen unos días ya que las inscripciones vencerán el sábado 24 de julio. 

La atención del cierre de alianzas estuvo en Juntos por el Cambio, esa integración nacional -que se llamó inicialmente Cambiemos- de la UCR y el PRO. Este entendimiento se repitió en Río Negro, sumándose el ARI en el 2019. 

En esa ocasión, el entendimiento llegó recién anoche después de jornadas de discusión sobre las condiciones de los potenciales candidatos extrapartidarios. No hubo coincidencias. Tanto que se concretó al mediodía el quiebre de la alianza y se mantuvo por unas siete horas, a partir que el PRO y el ARI inscribieron a Juntos por el Cambio, sin la UCR. 

El titular y precandidato del PRO, Aníbal Tortoriello llegando al Comité Provincial de la UCR en Viedma. Foto: Pablo Leguizamon.

A la tarde, la conducción radical reclamó otra reunión y adhirió al acta constitutiva original, firmada por Aníbal Tortoriello por el PRO y Javier Acevedo por el ARI.  

El origen del embrollo estuvo en el escrito inicial, que preveía una inclusión amplía de candidaturas de extrapartidarios, encuadrando en esa condición a independientes y, también, a “afiliados a otros partidos no integrantes de la alianza”. Esta posibilidad permitía el objetivo de la UCR, que conduce Ángeles Dalceggio, de sumar en su boleta a un dirigente de otra fuerza, puntualmente al roquense Gerardo Blanes, un histórico radical pero, hoy, legislador de JSRN. 

Ese texto radical derivó el sábado que Tortoriello rechazará esa apertura. Ofreció, en contrapartida, un escrito alternativo donde no se autoriza candidaturas de afiliados de otras organizaciones o de quienes ejerzan cualquier cargo en una representación ajena a los miembros de JxC. Limitaba la postulación de extrapartidarios a quienes no están afiliados a otro partido. 

Durante cinco días, las discusiones de esa dirigencia se centraron en ese artículo 20, que tuvo reformas pero no alcanzaron para consensuar posiciones.  

Ayer, por la mañana, volvieron a reunirse en el Comité pero, agotadas las instancias, la reunión fue corta y concluyó sin cambios. Al mediodía, en el local del ARI, Tortoriello y Acevedo firmaban e inscribían la alianza de Juntos por el Cambio, sin la participación de la UCR. El punto discutido concluyó con la limitación pero se abría a “los afiliados a otros partidos no integrantes de la alianza”, según una propuesta arista.  

En su anuncio, Tortoriello descargó la responsabilidad de la inclusión de la UCR en “sus dirigentes locales, que no aceptaron una cláusula para evitar el copamiento de nuestras listas por parte” de Juntos Somos Río Negro. Elogió, en cambio, a la conducción anterior del radicalismo, liderada por la diputada nacional Lorena Matzen. 

Consecuentemente, las autoridades nacionales de la UCR y del PRO multiplicaron sus llamados a Viedma. Ya actuaban desde el lunes Alfredo Cornejo y Eduardo Macchiavelli, pero se sumó el jujeño Gerardo Morales, que fue determinante en convencer al radicalismo provincial para que acepten las condiciones impuestas por Tortoriello.  

Al final, anoche, con la UCR, se firmó otra conformación de JxC 2021. Inmediatamente, se abrió el debate de las listas en esta sociedad, como también en las otras fuerzas alistadas. 


Comentarios


En Río Negro se presentaron cuatro alianzas electorales