En Viedma compran tierras para evitar usurpaciones 14-6-03



Color El convenio establece que las familias deberán desocupar los terrenos usurpados en los últimos dos años. VIEDMA (AV).- El municipio capitalino se verá obligado a adquirir tierras para asistir a familias de escasos recursos y así evitar numerosas usurpaciones que se venían produciendo en los últimos tiempos. La demanda alcanza al millar de lotes pero la intención oficial es ampliar la superficie para evitar futuras controversias. La decisión oficial irá acompañada por una serie de medidas tendientes a evitar especulaciones inmobiliarias que puedan elevar el valor de propiedades circundantes a la ciudad. La inversión rondaría los 150.000 pesos y la medida principal sería poner un precio tope a las tierras, según reveló diversas fuentes municipales. La demanda actual ronda los 980 terrenos. Sin embargo, la decisión gubernamental apunta a satisfacer próximos reclamos en virtud de que las tierras fiscales escasean y en los últimos 20 años no fueron incorporados nuevos predios al ejido comunal, como para asistir este tipo de planteos de familias de escasos recursos. El intendente Gustavo Costanzo suscribió ayer, como paso previo, un acuerdo que establece el compromiso del Ejecutivo Municipal de adquirir tierras a cambio de que numerosas familias desocupen terrenos tomados en distintos sectores de la ciudad. La ciudad sufrió cuatro usurpaciones en los últimos dos años incluso en terrenos asignados a futuras plazas. El convenio establece un plazo de 30 días para gestionar la compra de las tierras, priorizándose las superficies privadas aledañas al ejido urbano que cuenten en algunos de sus límites con red troncal de luz, agua y gas. Para evitar grandes inversiones en el traslado de esos servicios públicos. Quedó pactado que los ocupantes de los terrenos usurpados se comprometen a desocuparlos. Esto se plasmó en el artículo quinto, que debió ser corregido como para que los representantes de los usurpadores accedan a firmar el convenio. En principio se les había dado el mismo plazo para levantar las casillas precarias y carpas que habían instalado. La comuna se comprometió además a desplegar acciones judiciales para evitar que los beneficiarios de este acuerdo puedan ser despojados -por otras personas- de los lotes que se les asignen. Durante el acto en el que se firmó el convenio, el jefe comunal destacó el trabajo y la "buena voluntad de las partes en la búsqueda de coincidencias en un tema difícil por sus características sociales, encontrándose entre todos y sobre bases de consensos la solución al problema de las tierras fiscales". Participaron como integrantes de la Comisión Pro Tierra, la defensora del Pueblo, Nilda Nervi de Belloso, las secretarias de Desarrollo Humano y de Gobierno, Alicia Carbone y Verónica Belloso, los concejales Jacobo Abrameto e Isabel Rial y el secretaría de Salud Pública, Alejandro Marenco, entre otros. Este último suscribió el convenio por cuanto dependencias a su cargo tendrán la responsabilidad de parquizar y mantener un predio identificado como espacio verde "Plaza de los Trabajadores y Productores". Este sector ubicado frente a la Productora Zonal de Medicamentos (Prozome) había sido objeto de la última usurpación por parte de un centenar de familias. Casi todos los reclamantes de terrenos son integrantes de familias recientemente conformadas que, en su mayoría, vivían hacinados con sus progenitores.


Comentarios


En Viedma compran tierras para evitar usurpaciones 14-6-03