Alberto Fernández decretó la cuarentena obligatoria hasta el 31 de marzo

Será a partir de las 00 del viernes, y durará hasta las 24 horas del 31 de marzo. Supermercados y farmacias, entre otros servicios, continuarán abiertos. Buscan cortar con el contagio de coronavirus.



El Presidente Alberto Fernández decretó ayer en cadena nacional, la cuarentena total (bajo la figura de "aislamiento social preventivo y obligatorio") en todo el territorio nacional, desde las 00 de del viernes y hasta las 24 horas del 31 de marzo.

El comunicado oficial:


La decisión fue comunicada después de la reunión con los gobernadores de todo el país en Olivos, donde se evaluaron las distintas alternativas a esta situación. Participaron también de la reunión gran parte de los ministros del gabinete nacional.

"Hemos tomado la decisión de dictar un decreto de necesidad y urgencia. A toda la Argentina, a partir de las 00 horas de mañana, deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio. Desde ese momento, nadie puede moverse de su residencia. Todos deben quedarse en sus casa. Es hora de que comprendamos que estamos cuidando la salud de los argentinos", comunicó Alberto Fernández. "Se prolongará la medida hasta las 24 horas del 31 de marzo", añadió.

"Quiero decirle a todos que seremos muy severos con todos los que no respeten el aislamiento. Y lo seremos porque la democracia nos lo exige. El primer deber nuestro es cuidar la integridad física de la gente", explicó el mandatario.


Sobre el alcance de la medida, afirmó que "las personas deberán permanecer en sus casas y hogares y salir para lo necesario; van a seguir teniendo abiertos supermercados, negocios de cercanía, farmacias, pero desde la 0 hora de mañana" las fuerzas de seguridad "estarán controlando a quien circula por las calles y el que no pueda explicar se verá sometido a la sanción que prevé el Código Penal".

También se aseveró que durante la cuarentena por el coronavirus se mantendrá el transporte público de pasajeros "sólo para uso de quienes están exceptuados de cumplir el aislamiento". El mandatario indicó que "desalentaremos que la gente se suba a automóviles y circule por la vía pública" y advirtió que habrá verificaciones y constataciones "sobre los motivos por los que cualquier persona o automóvil está transitando" y que "quien no pueda justificarlo será sancionado".

El Presidente comenzó la conferencia explicando como se llegó a esta decisión: "Dispusimos la obligación de estar en cuarentena cuando uno llegaba de los países donde el virus se había desarrollado. Esos países que son críticos. Y dispusimos que quienes llegaran o hayan tenido vínculo con personas que hubieran llegado de esos países estaban obligadas a someterse a cuarentenas de 14 días. No es un tiempo caprichoso: es el tiempo en el que se manifiesta el virus".

"Hicimos esfuerzos para que la gente lo comprenda. Declaramos asuetos administrativos, invitamos a las empresas a declarar asuetos en sus lugares de trabajo. Promovimos el trabajo a distancias, suspendimos las clases... y seguimos teniendo problemas con gente que no entiende que no se puede circular en las calles", sumó.


Entre otras cuestiones, Fernández comentó que el 2 de abril (feriado por la Guerra de Malvinas) se adelantará al martes 31 de marzo y el lunes 30 será feriado "puente", con el objetivo de acumular la mayor cantidad de días inhábiles para favorecer la cuarentena.

Por su parte, anunciaron que el ministro de Economía, Martín Guzmán, realizará mañana una actualización sobre la situación económica de la Argentina y los principios de sostenibilidad de la deuda. La presentación se realizará a través de una video conferencia que se llevara a cabo a partir de las 16.


Comentarios


Alberto Fernández decretó la cuarentena obligatoria hasta el 31 de marzo