Exclusivo Suscriptores

Renovables: cómo es el plan de Genneia para que el 100% de la energía que provee sea verde 

La compañía superó 1 GW de capacidad instalada renovable, en línea con sus proyecciones. Para 2030 buscan alcanzar la neutralidad de carbono en la energía que inyectan al sistema interconectado. 

La principal compañía del sector renovable del país, Genneia, alcanzó en febrero un importante hito al superar 1 GW de capacidad instalada verde, entre todos sus proyectos eólicos y solares. Lejos de conformarse, la empresa trazó una nueva meta hacia 2030 en la que buscan que el 100% de la energía que abastecen al Sistema Argentino de Interconexión (Sadi) sea de fuentes renovables. Conocé cómo es el plan y sus ejes.  

El objetivo de convertirse en la primera compañía del país en superar 1 GW de potencia instalada verde lo anunció la empresa a mediados de 2022. Mientras que el plan de alcanzar la neutralidad de carbono en el Sadi, lo anunciaron en el último reporte de sustentabilidad. 

De la mano de la electrificación del parque solar Tocota III que se realizó en febrero de este año, ubicado 65 km. al norte de la localidad de Calingasta en San Juan, la empresa cumplió con uno de los pilares de su plan y alcanzó los 1.005 MW (1,005 GW). 

Según indicaron desde la empresa, está proyectado que volverán a ampliar su capacidad instalada verde dos veces, de la mano de un parque eólico y otro solar: el primero se podrá en marcha en el último trimestre de este año y el segundo durante la primera mitad de 2025.  

Para finales de este año se podrá en marcha el parque eólico de 162 MW, La Elbita, ubicado a 42 km. al sur de Tandil en Buenos Aires. Mientras que para la primera mitad de 2025, la firma planea conectar el parque solar Los Molles de 93 MW, ubicado a 4 km. al norte de Malargüe en Mendoza. 

Ambos proyectos suministrarán energía a compradores privados, en el marco del Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuentes Renovables (Mater). Con estos dos desarrollos operatuivos, Genneia llegará a la mitad de 2025 con una potencia instalada renovable de unos 1.260 MW. 

Vale señalar que a mediados de 2023 la firma fue adjudicada con otros 40 MW (en dos proyectos) en la convocatoria abierta nacional e internacional RenMDI. Si bien están listos para comenzar a construirse, aún no hubo confirmación pública sobre su cronograma. 


Renovables: desmantelamiento térmico, el otro pilar 


Mientras la compañía destina el grueso de sus inversiones para aumentar su cuota de energía renovable, hay otro pilar que formó parte de su estrategia de descarbonización: se trata de lo que denominaron como “desmantelamiento térmico”.  

Actualmente Genneia opera una capacidad instalada térmica de 363 MW entre las centrales Bragado II & III y Cruz Alta. Hasta 2021 la firma operaba otros 279 MW en centrales de generación térmica que en marzo de ese año decidió desprenderse para reducir parte de las emisiones de alcance 1+2.  

En 2016 el porfolio de la compañía tenía 454 toneladas de Co2 equivalentes por kilowatt hora (tCo2e/kWh), y el porcentaje de generación de energía renovable representaba el 26%, casi un cuarto del total (ver gráfico adjunto). 

(Genneia).

Para 2020 las emisiones de alcance 1+2 se redujeron un 81% respecto a 2016 (a 89 tCo2e/kWh), mientras que el porcentaje de generación verde sobre el total escaló a un 86%.  

El nuevo plan de expansión renovable le permitirá reducir las emisiones todavía más y su objetivo es llegar a 2025 con un estimado de 5 tCo2e/kWh, mientras que la participación de energía verde sobre el total será del 94%. Por último, la firma espera para alcanzar la neutralidad de carbono en 2030. 


Renovables: la transformación de la matriz de Genneia 


El camino hacia la neutralidad de carbono de la empresa se reflejó entre los principales resultados operativos del año pasado, respecto sus métricas de 2016. 

Respecto a la generación de energía, en 2016 la firma generó un promedio de 1.003 GWh, de los cuales el 74% fue térmico y el 26% restante eólico. Mientras que el año pasado promedió los 3.843 GWh, de los que el 9% fueron térmicos, el 82% eólicos y el 9% solar. 

Esto se reflejó en la ecuación de ingresos: en 2016 el segmento térmico representó el 72% del total y el 28% fue del segmento eólico, en total alcanzaron los 117 millones de dólares en el período. Mientras que el año pasado el 77% de los ingresos fueron de parques eólicos, el 7% solar y el 16% restante de origen térmico. El total escaló a 306 millones de dólares. 

Por último, esta transformación también tuvo su impacto en los ingresos antes de impuestos, depreciaciones e intereses (Ebitda). En 2016, este indicador estaba repartido en 66% para el segmento térmico y el 34% restante en el eólico. El año pasado cerró con un 6% el térmico, un 86% el eólico y un 8%. Además, el Ebitda pasó de 89 millones de dólares en 2016 a los 237 millones de dólares en 2023. 


Comentarios