Royon sobre las tarifas: «La energía es un derecho y no debe ser un servicio para el que lo pueda pagar»

La secretaria de Energía, Flavia Royon se refirió a la quita de subsidios en las tarifas eléctricas y de gas. "Ya dimos un paso importante" con la segmentación, dijo. Para avanzar en la quita, es necesario "recuperar los salarios", indicó.

La secretaría de Energía de la Nación, Flavia Royón, se refirió a la quita de subsidios en las tarifas de gas y electricidad y remarcó que «la energía es un derecho y no debe ser un servicio para el que lo pueda pagar«. Aseguró que ya se dio un paso importante con la segmentación de usuarios y que un factor clave para avanzar es «recuperar los salarios». A la vez, se refirió a la agenda energética de las propuestas electorales y subrayó que «hay divergencias».

«El sector energético es una gran oportunidad y es una realidad que va creciendo. El año pasado, la balanza energética fue negativa en el orden de los 4.500 millones de dólares. Esperamos que este sea positivo. Hacia 2030 está previsto que la balanza llegue a los 18.000 millones de dólares positivos«, subrayó la referente en el marco del foro energético de AmCham.

El presidente de Shell Argentina, Chile y Uruguay, Ricardo Rodríguez, fue quien dio inicio a la exposición de Royon. «Tenemos un sector capaz de presentar una oportunidad muy importante para la economía argentina«, dijo.

Para dar el salto hacia la balanza comercial positiva, explicó que se necesitan inversiones por 10.000 millones de dólares que se destinan a infraestructura, transporte y a la posterior producción de pozos. «Inversiones mil millonarias con resultados a largo plazo requieren un marco jurídico estable, tener la certeza de que no van a cambiar en el tiempo. Por eso es importante pensar el sector como una política de estado», explicó.

En esta línea, Royon marcó que «el gran desafío es lograr una estabilidad macroeconómica y el sector energético es parte de la construcción de esa solución. Puede posicionarse como el segundo sector generador de divisas». Señaló el potencial del gas y el proyecto de ley de GNL, los recursos naturales para el desarrollo del hidrógeno y la disposición de los llamados minerales críticos.

«Estamos frente a una oportunidad que requiere estabilidad. La solución de Argentina es con crecimiento. En el mundo, Argentina está en una posición alentadora. El sector energético puede posicionarse como el segundo sector generador de divisas«, apuntó.

En cuanto a los subsidios en las tarifas dado el contexto inflacionario, remarcó que se siguen manteniendo para los segmentos de ingresos medios y bajos. «Estamos convencidos de que la energía es un derecho. No debe ser un servicio accesible a aquel que lo puede pagar. Cuando una persona tiene que destinar más del 10-15% en energía, puede incurrir en pobreza energética», remarcó.

Para avanzar en la quita, indicó que es necesario recuperar salarios. Hasta ahora «hemos dado un paso importante» con la segmentación, expresó.

Ante un contexto electoral latente, la referente señaló que para los candidatos «el tema energético está en agenda. Hay algunos puntos donde hay divergencia: nosotros defendemos la infraestructura energética y buscamos impulsar las obras a mediano plazo. Hoy estamos haciendo una apuesta muy fuerte en líneas de transporte de alta tensión, así como estaciones transformadoras».

En cuanto a la infraestructura de transporte para hidrocarburos, se refirió a los proyectos en carpeta como el segundo tramo de gasoducto Néstor Kirchner y a la reversión del gasoducto Norte. Aseguró que Vaca Muerta «logró constituirse como una política de estado a largo plazo». En esta línea, resaltó los avances en el viejo decreto Chevron (929/2013), que establece exportar un porcentaje de producción sin retenciones y con libre acceso a divisas.

«No desconocemos el escenario macroeconómico. El endeudamiento, la pandemia, son las condiciones de borde que nos toca manejar. La solución es con crecimiento y es gradual», subrayó. Indicó que existe un contexto actual complejo «pero las empresas ganan». Aseguró que el país vive la peor sequía en 80 años, lo que «nos quitó divisas, pero el país sigue generando ingresos«.

Además, se refirió al anuncio de Sergio Massa de congelar el precio de los combustibles hasta el 31 de octubre. «Acá no hubo un decreto de congelamiento, hubo un acuerdo entendiendo lo que pasó tras la devaluación que fue necesaria. Tenemos un diálogo constructivo con el sector para poder llevar una señal clara de estabilidad y de no especulación».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios